MEDICINA DEL SUEÑO

Somnoscopia: así es la prueba "milagro" que nos puede librar de los ronquidos

Es una prueba sencilla, sin posoperatorio, que permite saber si el paciente que ronca requiere cirugía y de qué tipo, para acabar con los ronquidos

Algunos pacientes no requieren cirugía para acabar con sus ronquidos. / FREEPIK

Dormir con alguien que ronca resulta molesto. Y no solo para el acompañante, sino que en muchas ocasiones también resulta desagradable para uno mismo. Pero ¿por qué roncamos? Pues porque hay algo que está impidiendo la circulación normal del aire a través de la boca y la nariz. Y hallar este obstáculo es el objetivo de la somnoscopia

Como explica el doctor Javier García Gómez, especialista en otorrinolaringología del Hospital Quirónsalud Cáceres:

  • "Se trata de una prueba diagnóstica que sirve para detectar indicar qué paciente con ronquidos precisa de una cirugía". 

  • Y no solo indicar dónde está el problema, sino que la prueba también ayuda a “determinar cuál es la opción quirúrgica o mecánica más adecuada para que el paciente deje de roncar". 

Un procedimiento sencillo

La somnoscopia, denominada también DISE por sus siglas en inglés (drug induced sleep endoscopy) es un proceso sencillo:

  • Se realiza sedando al paciente e induciéndole un sueño profundo mediante un pinchazo, sin necesidad de intubar, para proceder a una exploración mediante fibroscopio introducido por vía nasal

Y como explica el especialista de Quirónsalud Cáceres:

  • "Se explora la fosa nasal, parte retronasal, orofaringe y laringofaringe, hasta que veamos en qué punto está la obstrucción y pudiendo detectar la intensidad de la misma"

La somnoscopia permite saber si el paciente que ronca requiere cirugía. /

Freepik

Una vez terminada la exploración, que no dura más de 15 minutos, el paciente puede volver a su domicilio tras pasar un par de horas en observación.

En definitiva la prueba DISE no requiere ningún tipo de posoperatorio ni medicación domiciliaria, por lo que resulta muy cómodo para el paciente, que recibirá el diagnóstico antes de abandonar el hospital.

La somonoscopia suele hacerse de forma complementaria a la conocida como 'prueba del sueño' o polisomnografía, utilizada para diagnosticar apnea obstructiva del sueño

¿Qué tipo de paciente puede hacerse esta prueba?

Casi cualquier tipo de paciente puede someterse a una somnoscopia, tanto aquellos que sufren ronquido sin apneas, como aquellos que, además de roncar, sufran apnea obstructiva del sueño y que ya estén con otro tratamiento como la CPAP.  

Y es que son muchas las personas que no toleran este dispositivo, bien por el ruido que causa, bien porque les resulta muy molesto dormir con ella.

"La CPAP es el tratamiento de primera elección para combatir el síndrome de apnea-hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS), pero hay pacientes que desean someterse a la somnoscopia para valorar si con algún tratamiento quirúrgico o mecánico pueden evitar el uso de esta máquina", matiza el doctor Javier García.

Esta prueba también se la pueden realizar los pacientes con apnea obstructiva del sueño. /

Rawpixel. FREEPIK

Y hemos dicho que casi todo el mundo puede hacerse esta prueba porque los niños no pueden. La razón es que el diagnóstico para ronquidos infantiles es mucho más sencillo es observa el tamaño de anginas y vegetaciones, y si es preciso, proceder a quitarlas. 

Aunque según señala el especialista, lo más probable es que estos niños vuelvan a padecer apnea en la edad adulta, “ya que suelen desarrollar una amígdala lingual más grande que el resto de la población debido a la falta de anginas”.

¿Cómo se elimina la obstrucción que causa el ronquido?

Una vez determinado a través de la somnoscopia donde se encuentra la obstrucción, el especialista en otorrinolaringología determinará la mejor manera de eliminarlo y terminar con los ronquidos. 

El doctor García Gómez clasifica a los pacientes en tres grandes grupos según sea su diagnóstico y posterior procedimiento

1 . Pacientes que no requieren cirugía.

Son aquellos que, “tras la realización de una maniobra de avance mandibular durante la somnoscopia, se les detecta que pueden corregir su apnea de forma mecánica, sin necesidad de cirugía”.

En estos casos se suele decidir la utilización de un dispositivo de avance mandibular (DAM) durante la noche. Es un aparato que corrige la posición de la mandíbula y otras estructuras de la vía área superior, diseñado de forma personalizada para cada paciente por un odontólogo especializado.

¿Qué es una somnoscopia? /

FREEPIK

2 . Pacientes que requieren una cirugía en el paladar.

Si se detecta que hay un colapso en el paladar, se puede intervenir al paciente, “ya sea mediante una cirugía del velo del paladar, amigdalectomía o faringoplastia barbada, en función del diagnóstico”, explica el doctor. 

3 . Cirugía de la amígdala lingual.

En pacientes con una amígdala lingual más grande de lo normal, se les puede someter a una operación para “reducir la base de la lengua mediante radiofrecuencia para hacer desaparecer el ronquido”.

No obstante, "también hay ronquidos que se pueden solucionar con un simple cambio de postura durante el sueño".

Y existen pacientes que no se pueden beneficiar de ningún tipo de cirugía porque se trata de ronquidos centrales, es decir, aquellos ronquidos que se producen porque el cerebro no manda el impuso respiratorio", recuerda el especialista en otorrinolaringología. 

En ese caso, la somnoscopia también es útil para conocer si el tipo de ronquido del paciente obedece a alguna de estas causas.