Hoteles todo incluido

El truco de los tres días en el hotel: tenlo en cuenta para tu próxima reserva

Cuando vamos a reserva un hotel con todo incluido nos pensamos que es una gran oferta la que nos están ofreciendo

McDonald's cambia sus 'muffin' por McDalenas

El truco de los hoteles todo incluido

Desconectar es una de las mayores ventajas que podemos hacer en cualquier parte del mundo si hablamos de los hoteles. Las vacaciones en un hotel, y más en un 'todo incluido', es una de las opciones que más atraen a los viajeros, especialmente si vienen de sitios lejanos o te diriges a sitios lejanos. Sin embargo, desde el diario 20 minutos, han hablado de un gran truco que plantean los hoteles que ofrecen este tipo de servicios para no perder dinero.

El truco de los hoteles

Cuando vamos a reservar un hotel con todo incluido nos pensamos que es una gran oferta la que nos están ofreciendo, sin embargo, podrá resultarnos barato, pero tiene truco. Muchos alojamientos utilizan el reclamo del buffet libre, ya que es lo más atractivo a la hora de reservar un hotel en vacaciones. Bien sea para el desayuno, comida o cena, el 'todo incluido' lanza a los clientes a querer probar de todo y en grandes cantidades para amortizar lo pagado.

Los alojamientos no pierden dinero con la oferta del todo incluido, sino que al contrario: han hallado una estrategia con la que les sale rentable.

El consumo de los viajeros

A partir del tercer día el comportamiento del turista cambia a la hora de comer. En el tercer día, el viajero modera sus porciones, no llena tanto sus platos, no repite, deja de tomar bebidas alcohólicas durante el almuerzo o la cena y no consume tanta variedad de alimentos.

  • El buffet está colocado estratégicamente. Los productos más baratos y de menor costo se colocan en la primera fila —los clientes seleccionan lo que está a primera vista y a su alcance—.

  • Colocar platos más pequeños para hacer creer al comensal que se ha servido porciones generosas.

  • Los utensilios están escogidos de forma estratégica. Las cucharas más grandes para unos productos y para otros más caros, cucharas más pequeñas.

Temas

Hoteles