Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Acoso sexual

La cadena CBS despide al director ejecutivo ante múltiples acusaciones de acoso

La revista New Yorker reveló nuevas denuncias contra Leslie Moonves

Les Moonves, presidente y CEO de la CBS, en una imagen reciente. / Chris Pizzello (Chris Pizzello/Invision/AP)

Ante un nuevo escándalo de abusos en el medio del espectáculo y la televisión de los Estados Unidos, la cadena estadounidense CBS y su director ejecutivo, Leslie Moonves, alcanzaron un acuerdo para que este último abandone la compañía tras haber sido acusado de acoso sexual por una docena de mujeres que en los últimos meses dieron a conocer sus historias en la revista The New Yorker.

La propia empresa emitió un comunicado anunciando el acuerdo con el directivo y el nombre del que será su sucesor en el cargo, Joseph Ianniello, horas después de que la publicación neoyorquina colgara en su página web un nuevo artículo en el que seis mujeres acusaban a Moonves de haberse propasado con ellas.

En un artículo firmado por Ronan Farrow, quien también firmó un reportaje sobre los abusos sexuales del productor de Hollywood Harvey Weinsteinahora sacó a la luz pública una serie de denuncias donde asegura que Moonves, al frente de CBS desde 2016, abuso de varias mujeres durante su mandato en esta cadena de televisón estadounidense.

Las denuncias contra Moonves

En julio, seis mujeres, entre ellas al menos una actriz y una guionista, que tuvieron vínculos profesionales con el director ejecutivo de CBS, alegaron que las acosó sexualmente hace más de dos décadas. Cuatro de ellas aseguraron que durante reuniones de trabajo hubo besos y caricias no deseadas por parte de Moonves, en lo que alegan que parecía ser una práctica habitual, según el artículo de Farrow.

Dos afirmaron que Moonves, de 68 años, presuntamente las intimidó físicamente o amenazó con destruir sus carreras y aseguraron además que éste se tornó distante u hostil después de que ellas rechazaran sus pretensiones.

Mientras que Farrow señala en el artículo que han surgido nuevas denuncias de otras seis mujeres que le acusan de haberlas acosado o asaltado sexualmente entre 1980 y principios del año 2000. Moonves, quien se convirtió en una de las voces a favor del movimiento #MeToo ("Yo también"), surgido a raíz de las denuncias contra Weinstein, aseguró a la revista haber mantenido relaciones consensuadas con tres de ellas.

De acuerdo con el artículo, las quejas incluyen haberlas obligado a practicarle sexo oral, haberse exhibido sin el consentimiento de éstas o haber usado la violencia física y la intimidación contra ellas. Incluso, algunas han alegado que tomó represalias por haberle rechazado y aseguran que eso dañó sus carreras.

Una de las mujeres a quien Farrow identifica como Phyllis Golden-Gottlieb, una veterana ejecutiva de la televisión y que trabajó junto al ejecutivo a finales de la década de 1980, dijo que el año pasado presentó una querella criminal con el Departamento de Policía de Los Ángeles contra Moonves, acusándolo de haberla sujetado y obligarla a practicarle sexo oral.

También alegó que Moonves la tiró violentamente contra una pared y aunque la policía encontró que su queja era "creíble" la fiscalía no la procesó porque el tiempo para hacerlo había caducado, señala el artículo de New Yorker.

Otra mujer, la escritora Jessica Pallingston, quien fue asistente de Moonves en los 90, aseguró que éste la obligó también a practicarle sexo oral y que tras rechazarle otros intentos se hizo hostil.

El retiro millonario de Moonves

Aunque no se habló de cifras tras su salida, algunas versione sindican que Moonves podría llevarse empresa al menos 100 millones de dólares al dejar la empresa, por lo que algunas de las mujeres que lo acsuan expresaron su indignación y Pallingston lo considera "totalmente repugnante".

"Él debe tomar ese dinero y darlo a una organización que ayude a supervivientes de abuso sexual", afirmó. Moonves aceptó haber tenido encuentros con tres de las que le acusan pero asegura que fueron consensuadas, aunque no las identificó, según una declaración a New Yorker, pero esto no le sirvió de nada para mantenerse en el puesto de director de esta cadena de televisión.

Outbrain