Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TÚ Y YO SOMOS TRES

Operación papada

Imagen que dio T-5 de Carmen Borrego


Esta vez no nos han ofrecido alguna de las andanzas por el mundo de la familia Gipsy Campos. En esta ocasión Tele 5 ha decidido retransmitir la operación de papada de Carmen Borrego, la hija menor de María Teresa Campos (Tic tac cambio radical). ¡Ahh! Eso de transformar en show televisivo un acto tan íntimo como es una intervención quirúrgica, en el imperio Mediaset les apasiona una barbaridad. Recuerden la de horas de televisión que llenaron con las operaciónes de nariz de Belen Esteban, pongamos por caso. Esto permite un flujo de negocio del que muchos rebañan. Primero la propia cadena, que logra excitar el morbo de la audiencia. El centro sanitario, clínica y cirujano, también se benefician porque salen enfocados y publicitados en un gran espot que les sale gratis. Y, por último, la criatura operada: a cambio de un buen contrato deja que las cámaras taladren su intimidad quirúrgica y hospitalaria. ¡Ah! Es un circuito en el que aparentemente todos sacan su tajada.

Se han dado casos de famosas y famosos que se operan porque la tele les paga, no porque necesiten operarse. Es una forma de ingresar un dinero y seguir en el telecandelabro.  Y luego viene el modus operandi de la cadena, que es tremebundo y bárbaro. En el caso de Carmen Borrego, y por más que sea hija de alguien tan emblemático en T-5 como es María Teresa Campos, no le han ahorrado ninguna maldad. Cuando la llevaban tendida en la camilla, por los pasillos de la clínica, camino del quirófano, ese instante de miedo, desasosiego y zozobra por lo que pueda pasar, T-5 decidió ilustrarlo colocando la canción Me muero, del mejicano Carlos Rivera, que va diciendo todo el rato: «Si me muero, si yo me muero, cuando muera, si se va la vida...» y cosas así, muy adecuadas cuando alguien va camino del quirófano para ser operada. Peor fue la escena final de este docureality: pillaron a Carmen por sorpresa, recién operada, con el rostro tumefacto, lleno de hematomas... Parecía la mujer elefante. ¡Ahh! Qué delicadeza. Querían esa imagen para engancharnos morbosamente a un próximo programa, en donde nos seguirán enseñando cómo le ha quedado la cara.

Decían los del Sálvame que esta operación a Carmen Borrego le ha salido gratis. Es muy posible que  T-5 la haya financiado. Pero yo creo que el precio que ha pagado, a su vez esta señora, es insoportablemente alto.


 

Outbrain