Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TÚ Y YO SOMOS TRES

Este 'Titanic' chocó con su váter

Hundimiento con orquesta (Polònia).

Derrumbado, más que sentado, en un taburete del bar del Congreso, vimos que Wyoming (La Sexta) estaba menos alegre de lo que esperábamos. El desalojo de Rajoy le ha sumido en una especie de melancolía inquietante. Reflexionaba en voz alta, y decía con la mirada extraviada: «No solo han acabado con Rajoy, ¡también han acabado con El intermedio! Si Rajoy se va, ¿con quién haremos los chistes?». ¡Ahh! Contra Franco vivíamos mejor, dijo hace muchos años Vázquez Montalbán. Exacto.

De todas maneras el sketch que más  ha gustado a nuestro canario flauta sobre lo que ha pasado ha sido el de Polònia (TV-3). Escenificaron la debacle de Mariano y del PP en clave hundimiento del Titanic. Ha sido un planteamiento escénico acertado. Tremenda imagen: Rajoy de capitán del barco que naufraga, la orquestina tocando –Zoido de violinista y Soraya al contrabajo–, el buque se va hundiendo y las pestilentes aguas fecales les van cubriendo, subiendo, subiendo, hasta llegarles a la boca y ahogarles. Es una metáfora cruel pero acertada. El 'Titanic' del PP no se ha hundido por culpa de un iceberg en aguas del océano Atlántico. Se ha hundido en un engrudo de excrementos corruptos después de haber chocado, repetidamente, contra su propio e inmenso váter.

CELIA VILLALOBOS, ‘LA SEXTA’, Y JORDI BASTÉ.– Es sintomático lo que ocurrió el viernes con Celia Villalobos, cuando circulaba por los aledaños del Congreso. Iba echando chispas, muy enrabietada, y al ver que la periodista Ana Pastor se le acercaba, le soltó: «Os vais a aburrir mucho en La Sexta sin tener al PP dándole caña todo el puto día»; y en un alarde de videncia aseguró que en cuanto Sánchez tome posesión, La Sexta ocultará los casos de corrupción que puedan afectar al PSOE: "No contarán ni el 5%". ¡Ah! Estaba tan encendida que al poco rato coincidió con mi querido Jordi Basté, que estaba allí informando para su programa de RAC-1. Doña Celia iba tan enfurecida que al grito de «¡Deja paso!» le pegó un contundente empujón sobre la marcha. Y Jordi, pasmado, le tuvo que contestar: «Es usted una maleducada». ¡Ah! Comprendamos a Celia. Yo creo que ataca a La Sexta, arrolla a Basté, y está tan irritada, porque sabe que a la cúpula de TVE le quedan dos telediarios y entonces –¡ay!–ya no sabrá a que tele ir para que le den un masaje.

Outbrain