Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

El bailarín del 20-N

No ha habido en la tele este año, afortunadamente, una gran evocación del 20-N, día y mes en que murió Franco, pero cabe resaltar que la jornada ha caído en lunes, día en que su nieta Carmen Martínez Bordiú se espatarra en ¡Mira quién baila! (TVE-1). O sea, que, mirado desde un punto de vista tremendista, también es una forma de celebrarlo. No hubo, es verdad, ni una alusión al difunto en todo el programa, pero con ver levantar la pierna a su nietísima ya había bastante. Detengámonos, no obstante, en el bailarín David Tamayo. Este notable profesional no va a olvidar fácilmente la jornada. En las sesiones previas, de entrenamiento, le mandaron que enseñase a la Bordiú cómo se baila un vals; y como debía hacer, en un momento dado, una elevación de la nieta, a pulso, o sea, izándola a peso con sus brazos, David le preguntó, tímidamente, cuanto pesaba. Ella respondió que 70 kilos largos. Y el muchacho, con un comprensible rictus de preocupación en el semblante, nos miró a los ojos, desde la cámara, y exclamó, resignado: "Haré culturismo. ¡La levantaré!", y efectivamente, consiguió levantarla. O sea, que el 20-N del bailarín Tamayo ha consistido en esforzadas sesiones solitarias de gimnasio, intentando aumentar su masa muscular para poder izar a la nieta del dictador finado. Es curioso, Isabel Pantoja aprovechó el otro día un programa de tele para mandar nota de que suelta su lastre, en cambio, al bailarín David Tamayo se le obliga a cargar con los 70 kilos largos. Eso pasa por la perversión que reina en ¡Mira quién baila!: van expulsando a las deliciosas juncales --la última, Rosario Mohedano-- y se quedan con el lastre de la nietísima o la Dell'Atte. Tiene delito. Liquidan la finura y mantienen los michelines barraganes. Enviamos desde aquí un cordial abrazo al cuerpo de baile profesional de este programa. No se merecen cargar con lo que cargan. Ni pasar el 20-N que han pasado.

Outbrain