Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Tráfico de menores

El juicio histórico de los bebés robados en España se reanuda en contra de Eduardo Vela

El acusado puede enfrentar una pena de 11 a 13 años de prisión por la sustracción de un menor y una recién nacida

Demonstrators hold baby dolls and placards reading  Human rights for stolen babies  outside a provincial court in Madrid  on the first day of the first trial over thousands of suspected cases of babies stolen from their mothers during the Franco era  - A court in Madrid on September 4  2018  resumes the first trial for the theft of babies during the Franco dictatorship  1939-1975   in which Dr  Eduardo Vela  85  will appear in court facing the prosecution request of 11 years in prison. / OSCAR DEL POZO (AFP)

En lo que se ha considerado como un hecho excepcional en España, el doctor Eduardo Vela se sentará de nuevo en el banquillo de los acusados, más de dos meses después de la primera sesión del primer juicio por un caso de bebés robados en España, en el que se le acusa de participar en el hurto de una recién nacida en 1969.

El ministerio público acusa a Vela, de 85 años, de un delito de sustracción de menor de siete años, otro de “suposición de parto cometidos por facultativo y otro de falsedad en documento oficial y fija”. Pero las autoridades creen que el médico participó también en el robo de Inés Madrigal, que nació en 1969 y fue retirada de su madre biológica y entregada a una mujer estéril, a quien el doctor le había recomendado fingir un embarazo con cojines.

Está previsto que esta audiencia que se celebre en la Audiencia Provincial de Madrid, sea la segunda y última sesión de la vista oral, después de que tras la primera celebrada el pasado 26 de junio, el acusado alegara "mareos" y "dolores". En la sesión pendiente, la Fiscalía expondrá los motivos por los que a su parecer, debe ser condenado a 11 años de cárcel, pero la parte acusatoria solicita dos más, es decir 13 años de prisión.

Niegan los cargos en su contra

Pero el principal y único acusado negó las acusaciones durante su declaración. "Yo no he dado ninguna niña a nadie", dijo y alegó que no sabía "más que tema médico". Tampoco reconoció su firma en los documentos del registro de la bebé ni recordó buena parte de las preguntas que le formularon, ni si en la clínica San Ramón de Madrid se tramitaban adopciones, ni si por allí pasaban monjas o quién se encargaba de rellenar los libros de registro de nacimiento.

Su declaración, como la de su mujer, su socio y tres enfermeras de la clínica, no sirvió para esclarecer los hechos y contrasta con la de la propia Inés Madrigal, que relató cómo su madre le decía que Eduardo Vela le había "regalado una niña".

Tras esa jornada, que dio aliento a muchos afectados por el robo de bebés que se concentraron a las puertas de la Audiencia Provincial de Madrid, el doctor Vela no regresó al tribunal al día siguiente, cuando estaba previsto que el juicio quedase visto para sentencia.

Temas: Robos

Outbrain