Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ROBOS EN VIVIENDAS

Cae una banda que desvalijaba casas con llaves duplicadas

Los ladrones seguían a sus víctimas, les sustraían la llave y se la devolvían sin que se dieran cuenta

Detenida en Barcelona una banda que robaba pisos tras sustraer y duplicar las llaves. / MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra han detenido a diez personas, de las que cuatro han ingresado ya en prisión, y dan por desarticulado un grupo criminal especializado en el robo de domicilios con llaves falsas, al que se atribuyen ocho robos.

Según informan este miércoles los Mossos, los detenidos seguían las víctimas a sus negocios, les robaban las llaves y las duplicaban, y posteriormente accedían en los domicilios sin tener que forzar las cerraduras.

Los agentes detuvieron el pasado 11 de julio a diez personas (siete hombres y tres mujeres) de nacionalidad colombiana, de edades comprendidas entre los 23 y 57 años, como presuntas autoras de delitos de organización criminal y robos con fuerza en domicilios.

Las detenciones se produjeron en diferentes puntos de Barcelona y en L'Hospitalet y Sant Boi de Llobregat y Palau-Solità i Plegamans.

La investigación se inició a finales de marzo de 2018, cuando efectivos de la comisaría de Sants-Montjuïc detectaron a algunos de los investigados en el distrito, personas de origen colombiano que estaban especializadas en cometer robos con fuerza a domicilios.

A raíz de estas indagaciones se pudo detectar que el 'modus operandi' que utilizaba el grupo criminal era el conocido como el de la "llave falsa".

Restaurantes chinos

Concretamente, elegían víctimas de origen chino que habitualmente regentaban algún tipo de negocio de restauración y, después de vigilar sus rutinas, conseguían sustraer y duplicar las llaves de sus domicilios para, posteriormente, devolverlas de donde las habían sacado sin que las víctimas se dieran cuenta.

Luego, los seguían para saber dónde vivían y, de este modo, en días posteriores los ladrones podían acceder a los respectivos domicilios sin tener que forzar ni emplear violencia en las puertas y accesos.

Los Mossos han conseguido acreditar la participación de los detenidos en ocho robos con fuerza en domicilios de Barcelona, Sant Boi y El Prat de Llobregat, Viladecans y Gavà, además de 13 robos más en grado de tentativa para la realización de actos preparatorios, así como el de pertenencia a organización criminal.

En las entradas en los domicilios de los detenidos, los agentes intervinieron un total de 4.080 euros, una docena de relojes, más de una treintena de juegos de llaves, una docena de joyas de oro y bolsos de lujo, y buena parte de estos efectos se ha podido devolver a las víctimas de los robos.

Los diez detenidos pasaron a disposición judicial y el juez decretó el ingreso en prisión de cuatro de ellos y dejó en libertad con cargos a los otros seis.

Con estas detenciones los investigadores dan por desarticulado este grupo criminal.

Outbrain