Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

El juez imputa a cinco nuevos agentes de Policía Nacional por las cargas del 1 de octubre

Con estos agentes, ya son 10 los policías que serán juzgados por su actuación durante el 1 de octubre

Imágenes de las cargas policiales en el referéndum del 1 de octubre en el colegio Ramón Llull en Barcelona. / MARTÍ FRADERA / VÍDEO CEIP AGORA

El juez que investiga las cargas del 1-O en Barcelona ha citado a declarar como imputados a otros cinco policías nacionales por su intervención en tres escuelas de la capital catalana que acogieron urnas. Con estos, ya son 10 los agentes encausados por esos hechos.

En tres autos, el titular del Juzgado de Instrucción número 7 de Barcelona ha acordado citar a declarar a cinco policías que intervinieron en los centros Ágora de Nou Barris, Escoles Pies de Sant Antoni e Infant Jesús de Gràcia. Entre estos agentes hay dos que estaban al mando de los dispositivos.

El magistrado, además, ha requerido al Cuerpo Nacional de Policía para que identifique a un agente que aparece en uno de los vídeos aportados en la causa propinando una patada a un hombre que acababa de ser derribado al suelo "de forma absolutamente innecesaria", según el juez, en el centro Escoles Pies.

La investigación sobre la actuación de la Policía Nacional en estos tres centros se suma a otras cinco que están en marcha por las cargas contra los concentrados en las escuelas Mediterrània, Pau Claris, Els Horts, Ramon Llull y Fedac Horta-Santa Caterina de Siena, que han comportado la imputación de cinco agentes.  Por el contrario, el magistrado ha archivado una cincuentena de denuncias en seis escuelas de Barcelona, en algunos casos por la falta de material gráfico que permitan identificar a los agentes que actuaron.

Violencia desproporcionada

En el caso de Escoles Pies, el juez relata en su auto que los agentes, "sin que se oiga aviso previo o ninguna advertencia, empiezan a agarrar" a las personas concentradas "y las lanzan al suelo o las empujan hacia afuera, sin miramiento alguno y utilizando ciertamente una violencia desproporcionada a la situación que allí se da". El juez menciona "agresiones claramente gratuitas", como la patada al costado que el policía aún no identificado propinó a un ciudadano en el suelo y el caso de otra persona al que un agente dio tres puñetazos, mientras otro lo cogía por el cuello para lanzarlo al suelo y patearlo después.

En la escuela Infant Jesús, el juez sostiene que la actuación policial "no estaba amparada por el auto" del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ordenaba impedir la votación, "por lo que debe preguntarse cuál fue el motivo por el que se actuó, se empujó y zarandeó y golpeó a las personas que allí se encontraban". En este centro, la policía arrastró a la gente que estaba sentada en el suelo, "a veces con golpes y patadas", algunos son "empujados violentamente" y otros "tirados de las orejas", sin que se observe ninguna actuación violenta por parte de los concentrados, que se limitaban a "obstaculizar" el acceso de los agentes al colegio.

Respecto a la actuación policial en la escuela Ágora, el togado señala que, tras anunciar por megafonía a los concentrados que procederían a intervenir, los agentes golpearon con sus defensas "de forma indiscriminada" a las personas que allí se encontraban.

"Los golpes, como se observa en las imágenes, van de arriba a abajo, golpeando forzosamente en la zona superior del cuerpo a los ciudadanos concentrados", añade el juez, que precisa que algunos de los porrazos provocaron heridas que precisaron puntos de sutura.

Andrés García, abogado portavoz de la entidad de derechos humanos Iridia, que representa a varios de los heridos en el 1-O, ha celebrado la imputación de estos otros cinco policías, lo que a su parecer está "probando la desproporción de la actuación policial" contra el referéndum.

Según el letrado, el impulso de la causa obedece al "trabajo de la ciudadanía, que consiguió muchas de las pruebas" que han motivado las imputaciones, y también está resultando clave "la colaboración entre la sociedad civil e instituciones como el Ayuntamiento de Barcelona y las personas afectadas".

El portavoz de Iridia ha pedido "medidas políticas concretas para luchar contra la violencia institucional" con motivo del primer aniversario del 1-O. EFE

Por su parte, el centro Irídia, especializado en violencia institucional y encargados de la defensa particular de algunas de las víctimas, han confirmado también la imputación en su perfil oficial. 

Outbrain