Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

la tasa rosa

La reclamación por la rebaja del IVA de las compresas toma impulso con el nuevo Gobierno

El PSOE cuenta ahora con más facilidades para aplicar el tipo superreducido a los productos de higiene íntima femenina

La ministra de Sanidad, Carmen Montón, fue la impulsora en el 2016 de una proposición de ley en el Congreso

Paquetes de distintas marcas de compresas en un supermercado. / CARLOS MONTAÑÉS

"Las mujeres no son un colectivo, son una mayoría social y merecen respeto". Así de tajante respondía Carmen Montó­­­n en febrero del 2016 a EL PERIÓDICO DE CATALUNYA al ser preguntada sobre si se debía reducir el IVA de los productos destinados a la menstruación. La entonces Secretaria de Igualdad del PSOE consideraba que los temas que afectan directamente a las mujeres, como los impuestos de las compresas y de los tampones, debían volver a la agenda política. Por polémicos que fuesen.

Dos años más tarde de que se publicasen aquellos reportajes, el IVA de los productos de higiene íntima femenina sigue siendo reducido –un 10%- y no hiperreducido –un 4%-. Es decir, siguen sin ser considerados como de primera necesidad. Pero ahora, como ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, está también en sus manos el retomar esta reivindicación que cuenta con más facilidades que nunca para llevarse a cabo.

"Es que no es de primera, es de primerísima necesidad", respondía Montón por aquel entonces. Ella era partidaria de presionar a la Comisión Europea, como habían hecho otros países de la UE, para que se les permitiese bajar este tipo impositivo. Porque la normativa armonizada europea impide que los países graven con menos del 5% estos productos. 

Proposición no de ley

Unos meses después de sus declaraciones a este diario, en octubre de 2016, el PSOE llevó al Congreso una proposición no de ley, que fue apoyada por la Comisión de Igualdad, para instar al Gobierno a rebajar al tipo superreducido los productos de higiene íntima femenina y los pañales. Todos los grupos parlamentarios consideraban que eran "productos imprescindibles". Todos, salvo Ciudadanos, que se abstenía, y el Partido Popular, que votaba en contra.

La iniciativa socialista proponía, por un lado, que el Ejecutivo promoviese la rebaja al 5,5% de productos de higiene íntima femenina, pañales y preservativos y, por otro, que el Gobierno promoviese la modificación de esa normativa Europea.

"En España cerca de 14 millones de mujeres estamos en lo que desde un punto de vista biológico se considera edad fértil. En esas cuatro décadas –unos años arriba, unos años abajo- las mujeres solemos menstruar entre 12  y 13 veces al año durante varios días cada vez, en ocasiones durante una semana. Esto es, unos 90 días cada año", decía la diputada socialista Lidia Guinart Moreno.

"Esta circunstancia puramente biológica nos obliga a las mujeres –y solo a las mujeres, por el mero y estricto hecho de serlo- a tener un gasto mensual fijo y permanente durante 35 o 40 años de nuestras vidas. No es algo facultativo ni es algo de lo que podamos prescindir. Sea cual sea nuestro poder adquisitivo, nos vemos  obligadas a usar productos de higiene íntima tales como tampones, compresas o salvaslips", continuaba.

Así que, "por esa característica intrínseca a la condición de mujeres y por el hecho de que no sea ni de lejos algo prescindible", Guinart Moreno explicaba que resultaba "incongruente" y "absolutamente injusto", este 10%  de IVA. "Sería de justicia reducir al mínimo la carga impositiva sobre ellas", añadía.

En enero de este mismo año, y tras las quejas de varios gobiernos de la Unión Europea, la Comisión propuso dar libertad a todos aquellos países miembros para aplicar tipos reducidos a los productos de higiene personal femenina, abriendo así la opción a la rebaja del IVA en tampones y compresas. También en pañales.

Pedro Sánchez, a favor

El ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, respondía a la petición de change.org impulsada por la periodista Celia Blanco, para reducir este impuesto así: "Sí, creemos que es necesario revisar el IVA de algunos productos a los que, a pesar de responder al concepto de "primera necesidad", no se les está aplicando el tipo de IVA superreducido, como es el caso al que se refiere esta petición. Debemos tener presente que esta revisión deberá hacerse teniendo en cuenta la normativa de la UE". 

Y mandaba un saludo tanto a Celia Blanco como al resto de los firmantes. La campaña suma ahora cerca de 138.00 firmas.

Canarias ya no paga la tasa rosa

En el 2017, el gobierno canario, a propuesta de Podemos, incluía en el proyecto de presupuestos autonómicos para el 2018 la eliminación del Impuesto General Indirecto Canario (IGIC) -el equivalente al IVA en el resto del país- para los productos relacionados con la higiene femenina. Se convertía así, desde este mes de enero, en la comunidad autónoma donde más barato sale meter un paquete de compresas o de tampones en el carrito de la compra.  Porque Canarias es, además, la única con autonomía fiscal para fijar los tipos impositivos indirectos, en virtud de su Régimen Económico y Fiscal. 

La consejera de Hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, destacaba entonces, orgullosa, que era una reivindicación mundial de las mujeres que se asumía por primera vez en una comunidad española. Según los cálculos de su consejería, el coste fiscal de la eliminación de la tasa rondaba los 220.000 euros, por lo que sería "poco relevante desde el punto presupuestario pero muy importante para las mujeres".

Outbrain