Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

En Florida

Un tatuaje de 'no resucitar' abre un debate médico

Un hombre llegó inconsciente a un hospital de Florida con esa petición grabada y precisaba de reanimación para salvar la vida

The New England Journal of Medicine

¿Es un tatuaje un documento legal? ¿Se hizo el tatuaje y cambió de opinión? ¿Era consciente de lo que llevaba tatuado? El caso de un hombre que llegó en estado de 'shock' a un hospital de Florida, Estados Unidos, con un tatuaje de la frase 'No resucitar', abrió un debate médico sobre hacer o no caso de la presunta voluntad de quien lo lleva grabado en la piel.

El conflicto, publicado por la revista 'New England Journal of Medicine', se refiere al caso de un hombre no identificado que llegó sumamente grave al punto de llegar a necesitar maniobras de resucitación, sin que se pudieran localizar a familiares. 

El varón, de 70 años, tenía tatuado 'no resucitar', con el "no" subrayado y abajo lo que parecía ser su firma, lo que provocó duda entre el equipo que lo atendía al desconocer si era su deseo actual. Como el personal médico no tenía forma de saber si el tatuaje era representativo de los verdaderos deseos del hombre, decidieron ir a lo seguro e ignorarlo, pero cuando alertaron al equipo de ética del hospital, este tenía una opinión diferente.

“Después de revisar el caso del paciente, los consultores de ética nos aconsejaron que respetáramos el tatuaje DNR (Do Not Resuscitate, Orden de No Resucitar) del paciente”, dice Gregory Holt, el autor principal del caso. En consecuencia, el equipo de la UCI redactó un DNR y el paciente falleció más tarde esa noche sin haberse sometido a ninguna medida de emergencia.

El hecho de llevar tatuada esta voluntad no es un caso único. Han salido a la luz varios casos de personas con tatuajes similares que  exigen que si algún día sufren cualquier emergencia o paro cardiaco, las autoridades sanitarias no se hagan cargo de ellos. Los DRN son, de hecho, una solicitud explícita para evitar intervenciones de alta intensidad. Con esta medida reivindican abiertamente su derecho a morir, o, en otras palabras, su derecho a no acabar en muchas ocasiones conectado a máquina.

Outbrain