Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

El Grupo Mémora ofrecerá funerales en 'streaming' y enviará cenizas a la estratoesfera

Las ceremonias laicas ya representan el 15%

Grupo Mémora ofrecerá como nuevos servicios a partir del 1 de enero del 2015 retransmisiones en directo vía 'streaming' del funeral del difunto para que se pueda de seguir la ceremonia desde cualquier punto del mundo, y también dará la opción de enviar las cenizas a la estratoesfera mediante un globo de helio.

En rueda de prensa este lunes, el consejero delegado de Grupo Mémora, Juan Jesús Domingo, y el director general de Servicios Funerarios de BarcelonaJoan Berenguer, han presentado el balance del sector y algunas novedades como estas dos iniciativas pioneras en el Estado.

La retransmisión en directo se enmarca en el interés del grupo por incorporar las nuevas tecnologías a un servicio tan tradicional como es el funerario, y se explica porque "cada vez hay más personas que viven en el extranjero" y no pueden desplazarse hasta el lugar de la ceremonia.

Mémora ha adaptado todos sus tanatorios con las tecnologías necesarias de pantallas y cámaras robotizadas que realizarán en directo el funeral con planos generales y cortos, y dará la opción a las familias de llevarse la grabación a casa, lo que es un "elemento de valor" que responde a la voluntad de mayor personalización que piden las familias.

De hecho, en este 2014 se han llevado a cabo 15.000 ceremonias laicas fruto de querer una mayor personalización, y ya suponen un 15% del conjunto de los funerales, cuando en el 2004, cuando se puso en marcha esta opción, representaban entre el 3% y el 4% del total.

Cenizas al espacio

Grupo Mémora ha hecho ensayos para probar el servicio de envío al espacio de las cenizas del difunto que se activará en enero de 2015: "Aprovechamos la tecnología aereoespacial que permite subir a las capas más altas de la atmósfera para llegar a la estratoesfera", donde el globo explota por falta de presión y esparce las cenizas, que quedan en suspensión.

Este servicio, que incluye una cámara que se desprende con un paracaídas cuando el globo explota, costará entre 3.000 y 4.000 euros, dependiendo del punto desde dónde se lance y el tipo de ceremonia que lo acompañe.

Domingo ha afirmado que el envío de globos sonda está muy regulado y cumple las normativas de lanzamiento, y su impacto ambiental de las cenizas es "absolutamente insustancial".


Temas: Grupo Mémora

Outbrain