Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Los municipios catalanes con mosquito tigre aumentan de 7 a 26 en un año

El mosquito tigre asiático o Aedes albopictus crió el año pasado en al menos 26 municipios catalanes, con un núcleo principal en el Vallès Occidental, y en otros cuatro se documentó su presencia pero no su reproducción, según un informe publicado ayer por el Departament de Medi Ambient de la Generalitat. La fumigación y otras medidas de control pueden ayudar, pero a día de hoy la prevención sigue siendo el arma más eficaz para frenar la expansión del molesto insecto.

La expansión del mosquito ha sido espectacular desde los primeros indicios de su presencia, en el 2002, y desde los primeros casos oficiales, que datan del verano del 2004 (Sant Cugat y Cerdanyola). Al año siguiente, la especie colonizó cinco municipios (Sant Quirze del Vallès, Rubí, Molins de Rei, Ripollet y Terrassa) y en el 2006 fueron 19 más, casi el triple. Pese a ello, Medi Ambient habla de una "ralentización" de la expansión debida "probablemente" a que los dos últimos años han sido muy secos. También dice el insecto se halla en "áreas concretas y delimitadas".

Aunque la temporada del mosquito concluyó en octubre, Medi Ambient no había facilitado aún la lista oficial de municipios afectados. En el 2006, subraya el informe, el mosquito no solo estaba presente en casi toda la región metropolitana (Barcelona, L'Hospitalet, Barberà, Badia, Castellbisbal, Montcada i Reixac, Polinyà, El Papiol, Santa Perpètua, Sant Feliu de Llobregat, Castelldefels, Esplugues, Sant Just, Vallirana, Pallejà y Gavà), sino también en municipios más alejados como Vilanova i la Geltrú y Caldes d'Estrac (Maresme) e incluso en Altafulla (Tarragonès). En Sabadell, Castellar del Vallès, Sitges y Tortosa se ha detectado la presencia, pero no la reproducción.

Outbrain