Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Un médico de Caldes d'Estrac atiende más de 30 picaduras de mosquito tigre

El mosquito tigre, inicialmente relegado a Sant Cugat del Vallès y municipios próximos, sigue su progresión por Catalunya alentado por las temperatura cálidas de octubre y las últimas lluvias. Ayer, un médico de cabecera del ambulatorio de Caldes d'Estrac (Maresme), Màrius Biscarri, confirmó que ha atendido a una treintena de pacientes por picadura de mosquito tigre en un mes, aunque ninguno grave. También se ha reportado en los últimos días picadas en Cerdanyola, Barberà y varios distritos de Barcelona, como Nou Barris y Horta-Guinardó. En fechas anteriores, la especie se había localizado asimismo en Rubí, Molins de Rei, Sant Quirze del Vallès, Ripollet, Mollet, Terrassa y Badia, entre otras localidades.

En cualquier caso, el alcalde de Caldes de Estrac, Josep Maria Freixas (PSC), y fuentes de la delegación territorial de Salut de la Generalitat señalaron que no tenían constancia de la presencia de este animal. Los expertos piden tranquilidad y recuerdan que una picada dolorosa de un mosquito no equivale necesariamente a la presencia de mosquito tigre.

El doctor Biscarri confirmó que en cuatro semanas ha atendido pacientes con picaduras molestas, en algunos casos dolorosas, "características del mosquito tigre", y también asegura haber visto este insecto. El facultativo, sin embargo, subrayó que "no supone ningún peligro para la salud, salvo lo engorroso que resulta para quien lo padece".

El presidente del Consell Comarcal del Maresme, Pere Almera (PSC), dijo no conocer el episodio de Caldes d'Estrac. "En caso de confirmarse, el consell se pondrá en contacto con los departamentos de Salut y Medi Ambient para iniciar una campaña de prevención y de información", dijo siguiendo el ejemplo de otros consejos comarcales. Almera explicó que hace un año hubo algún caso aislado de picada de mosquito tigre en El Masnou.

MONTCADA I REIXAC

En un colegio público de Montcada i Reixac, los niños de dos clases de preescolar no pudieron entrar en sus aulas el pasado viernes debido a una nube de mosquitos, supuestamente de la misma especie, que al parecer criaban en un alcantarillado cercano. La rápida desinsectación --el mismo día-- acabó con el problema.

Outbrain