Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

PSICOLOGÍA

Supera el miedo al cambio de trabajo con estos 6 consejos

El miedo al cambio de trabajo llega a ocasionar problemas de ansiedad o depresión

Una mujer espera ante una oficina de empleo. / JOSE LUIS ROCA

El miedo a lo nuevo y lo desconocido va directamente unido al ser humano. No creemos poder afrontar el cambio, pensamos no tener herramientas necesarias para sobrellevar la nueva situación y nuestra autoestima decrece. Acabamos sufriendo síntomas de estrés, ansiedad y depresión que pueden generar una ruptura en nuestro equilibrio emocional.

El miedo al cambio de trabajo se ha visto aumentado en los últimos años y sus síntomas son frecuentes y agudos. Por eso, reconocer que hay temor y adquirir herramientas para afrontar la situación nos ayudará a generar bienestar en esa etapa tan complicada.

Acepta el cambio

El miedo al cambio de trabajo nos paraliza, y no solo cuando estamos ya a punto de entrar en una nueva empresa, sino que puede aparecer de forma anticipatoria. Este miedo acaba haciendo que nunca lleguemos a intentar buscar otro empleo, sino que nos quedemos en el sitio en el que estamos. Esta situación es muy negativa si realmente nuestro actual trabajo no nos genera bienestar, sino que se ha convertido en fuente de frustración y estrés.

Los cambios, parte imprescindible de nuestra vida, son vistos como algo negativo, muchas veces asociados a eventos traumáticos y que nos generan dolor. Pero enfocados correctamente y con un buen plan de acción, estos cambios pueden traernos una mejora significativa en nuestro estilo de vida, especialmente si lo enfocamos al entorno laboral ya que este ocupa, al menos, un tercio de nuestra rutina. De esta forma, para poder enfrentarlo, debemos saber cómo reducir los síntomas y generar un estado de seguridad.

Reduce el miedo

En la actualidad, el porcentaje de personas que permanecen toda su vida en el mismo puesto de trabajo es casi imperceptible. El mundo laboral ha evolucionado y a lo largo de nuestro período activo cambiamos varias veces de trabajo. Si no conseguimos reducir el miedo a lo nuevo y lo desconocido, viviremos siempre esta etapa como algo doloroso, lo que nos hará evitarlo en un futuro.

¿De qué forma podemos reducir el miedo al cambio?

1. Nada permanece

Todo cambia. Las personas evolucionan y también lo hacen los puestos de trabajo. Lo normal es estar durante un limitado tiempo en una empresa y después movernos a otra. Aceptar esto como algo natural e imprescindible reducirá la sensación de estrés y nos hará sentir control sobre nuestra vida.

2. Sé flexible

Adáptate mejor al cambio. Para ello empieza por rutinas diarias que tienes muy marcadas. Genera alternativas, como sitios nuevos donde desayunar o libros diferentes que leer. Si nos guiamos por un patrón cerrado los cambios serán vistos como desbordantes.

3. Cambios poco a poco

Los cambios deben ser paulatinos y nunca a la vez. Si el cambio de trabajo va acompañado de un cambio de barrio o de ciudad, intenta hacerlo paso a paso. Todo a la vez genera una ansiedad poco asumible y difícil de manejar.

4. Invierte en ti

Dedica en esta fase más tiempo al ocio, a la soledad y a ti mismo. No abandones tus rutinas, especialmente con la actividad física o la alimentación. Lo que debes controlar no es el cambio en sí sino tus emociones al respecto. Por eso, dedícate un mayor espacio para poder gestionar y entender tus sentimientos.

5. Apóyate en tu círculo cercano

La familia o los amigos son fuentes de bienestar. Busca hacer más planes o poder contar con un espacio seguro donde expresarte y en el que sientas que eres escuchado y respetado. Expresa lo que sientes, pero sin caer en la autocompasión o la culpa.

6. Establece un plan de acción

Márcate un calendario de tiempos, una lista de tareas a realizar y unos pasos intermedios que te ayuden a delimitar el camino a seguir. Creará orden, sensación de control y un aumento en la motivación y la productividad.

Los cambios pueden llevarnos a tener un mayor estado de felicidad y bienestar del que tenemos ahora. Ese período de transición en el que nos gobierna el miedo puede frenarnos a alcanzar la meta final. Por eso, superar el miedo y generar autoconfianza nos ayudará a realizar los cambios de trabajo sin miedo ni ansiedad.

Ángel Rull, psicólogo.

Temas: Despidos

Outbrain