Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Zona de ocio

Las últimas cinco discotecas de la Zona Hermética de Sabadell piden al Ayuntamiento que las deje "subsistir"

En el último año han cerrado cinco locales más y el resto se encuentra a la espera de recibir la orden judicial

Los vecinos del barrio de Gracia se oponen y exigen que se cumpla el Plan especial de usos

Las últimas cinco discotecas que se mantienen abiertas en la Zona Hermética de Sabadell no quieren bajar la persiana. Los propietarios de Park Paladium, Drinking, el antiguo A-18, Vinilo y Coco piden al Ayuntamiento que les deje “subsistir” y les permita seguir con su actividad mientras se redacta el nuevo plan director que dee definir donde y como se debe repartir el ocio local.

El texto debería estar listo este 2018 y prevé distribuir la actividad a varios puntos de la localidad, abriendo la puerta a que pueda concederse alguna licencia en la Zona Hermética. “Lo que no podemos hacer es cerrar ahora y volver a abrir en un año y medio”, explica Joan Cosp, presidente de los Locales de Ocio de la Zona Hermética.  

Los empresarios se muestran dispuestos a luchar hasta el final, aunque denuncian que “no hay voluntad política”. Reconocen que se trata de la crónica de una muerte anunciada, ya que en el último año cinco establecimientos más han tenido que cerrar después de recibir las notificaciones judiciales pertinentes. “Somos conscientes que tenemos los días contados y solo estamos esperando un papel”, lamenta Cosp.

Los empresarios se reunieron hace unas semanas con el alcalde de Sabadell, Maties Serracant, y otros representantes municipales para transmitirles su preocupación. “Ellos quieren cerrar, están a la espera que acabe el procedimiento administrativo y cuando acabe no hay voluntad política de solucionar el tema”, afirma Cosp, que lamenta que una ciudad de 210.000 habitantes esté a punto de quedarse sin ocio nocturno.

“Estamos hablando de una situación que había en 2017 y que se está abordando once años después. Entonces aquello parecía jauja pero ha pasado la crisis que llevó a muchos negocios a cerrar y otros han ido desapareciendo a causa del procedimiento judicial. Ahora solo quedamos cinco y el escenario es muy diferente”, asegura el portavoz del colectivo.

Así mismo señala que han pasado dos años desde que se celebró un pleno municipal en el que se abordó esta cuestión y en el que se dijo que se redactaría el nuevo plan. “Solo pedimos que mientras que no se acaba, que nos dejen trabajar a los pocos que quedamos, que la gente se pueda tomar una copa y que haya un poco de movimiento porque si no nos convertiremos en la primera ciudad del Estado sin ninguna área de ocio”, comenta.

Los vecinos, a favor del cierre

En este contexto, los vecinos del barrio de Gracia se oponen a que se mantengan abiertos algunos locales de ocio en la Zona Hermética como piden los propietarios de los locales que quedan abiertos. Joan Vives, miembro de la Agrupación de la Agrupación de Vecinos de Gracia, explica que hace muchos años que están “sufriendo una situación muy mala”, con ruido, problemas para dormir y episodios de inseguridad.

En esta línea, advierte que quieren “descansar y vivir tranquilamente”. Por todo esto, exigen que se cumpla el Plan especial de usos aprobado en 20016 y que se cierren todos los locales sin excepción alguna. Así mismo, indica que, aunque en los últimos meses se ha reducido notablemente la actividad, todavía se han vivido episodios desagradables relacionados con el público que acude a determinados locales. “Puede ser que quede solo uno, pero si el que queda provoca repercusiones muy negativas, no lo queremos”, advierte Vives.

Más noticias de Sabadell en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA 

Temas: Discotecas

Outbrain