Elecciones generales 23-J

El Rey verá a los portavoces de los partidos el lunes y el martes para proponer candidato a presidente

Francina Armengol con el rey Felipe VI / Chema Moya / POOL / AFP

Ya hay calendario para la ronda de contactos de Felipe VI con los partidos políticos. El Rey se reunirá el próximo lunes y martes con todas las formaciones para sondear los apoyos que tiene cada uno de los candidatos para ser investidos presidentes del Gobierno. El monarca verá el lunes a los portavoces de UPN, Coalición Canaria, PNV y con la líder de Sumar. El martes será el día grande, cuando desfilarán por el Palacio de la Zarzuela Santiago Abascal, Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. ERC, EH Bildu, Junts y BNG han rechazado entrevistarse con el Rey. Tras estas conversaciones, será cuando Felipe VI proponga a un candidato a la investidura, si es que considera que alguno tiene el respaldo suficiente.

Este viernes, la recién elegida presidenta de la Cámara baja, Francina Armengol, ha acudido al Palacio de la Zarzulea para informar a Felipe VI sobre la constitución del Congreso -donde PSOE y Sumar han logrado hacerse con el control de la Mesa gracias al apoyo de ERC, Junts, EH Bildu, PNV y BNG-. Tras esta audiencia, el monarca ha marcado ya en el calendario sus citas con los líderes de todos los partidos con presencia en el hemiciclo para tantear a quién apoyarían en una hipotética investidura.

La decisión de Felipe VI no resultará nada fácil. Tanto Sánchez como Feijóo aspiran a pedir la confianza al Congreso de los Diputados. Sin embargo, solo el líder de los socialistas parece tener opciones para construir una mayoría parlamentaria. La aritmética que se plasmó en las votaciones de este jueves demuestra que Sánchez puede lograr un pacto con Sumar, ERC, Junts, EH Bildu, PNV y BNG que le lleve a los 178 'síes', dos más de los requeridos para la mayoría absoluta. Por el contrario, la candidata a la presidencia del Congreso propuesta por Feijóo, Cuca Gamarra, solo logró los apoyos de los 137 diputados del PP y los de UPN y Coalición Canaria.

La responsabilidad del rey

No obstante, al margen de estas cuentas, será Felipe VI quien deba plantear a un candidato. El artículo 99 de la Constitución recoge que, "después de cada renovación del Congreso de los Diputados, el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria, y a través del presidente del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno".

El monarca se encontrará con un escenario complejo de abordar. Por un lado, Feijóo -que fue el más votado el pasado 23J- no cuenta con los apoyos necesarios. A los 137 diputados del PP se podrían sumar los de 33 de Vox, que han vuelto a tender su mano pese al choque vivido este jueves en el Congreso, y los de Coalición Canaria y UPN. En total, 172, lo que le deja a cuatro escaños de la mayoría absoluta. Sánchez tampoco podrá garantizar que en una sesión de investidura vaya a alcanzar esa cifra mágicas.

Además, el rechazo de ERC (7 diputados), Junts (7), EH Bildu (6) y BNG (1) a asirtir a la ronda de consultas con el monarca impedirá que Felipe VI pueda tantear a estos grupos, cuyos 21 escaños son claves para corroborar las opciones de Sánchez de ser investido presidente del Gobierno. Tanto los republicanos catalanes como los abertzales ya declinaron mantener una audiencia con el Rey en 2019, pero aquel año sí que acudieron a la Zarzuela tanto la exdiputada de Junts, Laura Borrás, como el del BNG, Nestor Rego.

Una vez finalizadas las consultas, el Rey comunicará su decisión a Armengol y será ella la encargada de anunciarla. Además, la presidenta del Congreso deberá también fijar la fecha de la investidura. En la sesión de investidura, el candidato debe lograr una mayoría absoluta -176 diputados o más- en la primera votación. De no conseguirlo, se celebrará otra votación, pasadas 48 horas, en las que servirá tener más 'síes' que 'noes'.