Nuevo libro

Echenique asegura que "salvó España" al evitar que Iglesias dimitiera por el pulso con Errejón

El dirigente de Podemos cuenta que militó en Cs por su "idiotez política", vivió las "puñaladas" de Vistalegre II y rechazó ser ministro

El portavoz de Unidas Podemos en el Congreso de los Diputados, Pablo Echenique, durante una rueda de prensa, en el Congreso de los Diputados, a 9 de diciembre de 2022, en Madrid (España).

Pablo Echenique (Rosario, Argentina, 1978) tiene una anotación en su calendario personal un tanto curiosa. "El día que salvé a España", reza el apunte puesto sobre el 26 de enero de 2019, nueve días después de que Íñigo Errejón rompiera con Podemos y anunciara su candidatura junto a Manuela Carmena bajo las siglas de Más Madrid. Aquel día, el dirigente de Podemos llamó al entonces secretario general del partido y se postuló como cabeza de lista a la Comunidad de Madrid si hacia falta. Aquel gesto, con tintes suicidas en términos políticos, conmovió a Iglesias que, a punto de dimitir, decidió "seguir peleando a pesar de todo".

Así lo narra el propio Echenique en su libro 'Memorias de un piloto de combate' (Arpa) en el que recorre toda su vida, desde su infancia en Argentina a su actual puesto de portavoz en el Congreso, pasando por su "idiotez política" cuando se afilió a Cs, su disputa con Iglesias en Vistalegre I, las "puñaladas internas" de Errejón en Vistalegre II, la negociación del Gobierno de coalición y el día en que rechazó ser ministro.

Hace unos meses, Iglesias ya desveló que la traición de Errejón le llevó a él y a Irene Montero a tomar la decisión de "dejar la política". "Merecíamos una vida un poco más llevadera, sin tanta presión y sin la amargura permanente de las traiciones y las luchas internas", relata Iglesias en el libro Verdadera a la cara (Navona). Fue entonces cuando recibió la llamada de Echenique ofreciéndose a encabezar la lista de Madrid. "Se me formó un nudo en la garganta y me eché a llorar", admite el exvicepresidente.

Ahora, Echenique, que se autodefine como un "'cascao'" a lo largo de las 370 páginas del libro, desvela su visión de aquella llamada: "El mismo nudo se me formó a mí cuando Pablo me dijo, unas horas después [...] que mi ofrecimiento le había servido para revertir su difícil decisión y que iban a seguir peleando a pesar de todo". "Aquel mismo día apunté en mi calendario privado: 'El día que salvé a España'".

Ocho años de historia

Este no es el único momento crucial que entra a desgranar el que fuera eurodiputado tras las elecciones de 2014, las primeras a las que se presentó Podemos, después secretario de Organización del partido, negociador principal para la construcción del Gobierno de coalición con el PSOE -Iglesias se lo contó tras bañar a sus hijos- y casi ministro de Ciencia e Innovación. "Pedro Sánchez estuvo incluso barajando la posibilidad de llevar a cabo las adaptaciones necesarias en el complejo de la Moncloa", desvela.

Más allá de las viejas luchas internas -Podemos no ha dejado de convulsionar desde que nació-, Echenique saca pecho de lo conseguido al entrar en el Gobierno y reivindica la importancia de Iglesias para alcanzar este hito (y prácticamente cualquier otro). Según explica, el exlíder morado fue quien puso "pie en pared" en el verano de 2019 y rechazó investir a Sánchez presidente si no entraba Unidas Podemos en el Gobierno: "Fue iniciativa suya que Alberto Garzón, Yolanda Díaz y una persona elegida por los comunes tenían que ser ministros".