Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

POLÉMICA EN LA UNIVERSIDAD REY JUAN CARLOS

Montón no dimite porque no hubo "irregularidades" en su máster: "No todos somos iguales"

La titular de Sanidad superó con nota la mitad de las asignaturas sin asistir y se matriculó fuera de plazo, según 'eldiario.es'

La ministra alega que dispone de documentación que acredita que "sí cursó" el título y obtiene el respaldo de Sánchez

Montón niega cualquier irregularidad en sus estudios de máster. / JOSÉ LUIS ROCA (VÍDEO: ATLAS)

“Yo sí hice el máster y tengo materiales que acreditan mi honestidad […] Nada que ver con otros casos”. Con estas palabras la ministra de Sanidad trató este lunes de “rebatir” la información publicada por ‘el diario.es’ según la cual Carmen Montón, a semejanza de Cristina Cifuentes y Pablo Casado, realizó en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) un curso de postgrado, hace ocho años, plagado de irregularidades. El medio de comunicación que destapó el caso que acabó con la carrera de la presidenta de Madrid, difundió que Montón superó con nota la mitad de las asignaturas sin asistir a clases y que pagó la matrícula tres meses fuera de plazo, entre otros procedimientos sospechosos.

Sin embargo, la ministra aseguró, en una rueda de prensa destinada a zanjar la polémica, que no cometió ninguna “irregularidad” y dispone de documentación que demuestra que sí “cursó el máster”. “No todos somos iguales”, gritó, visiblemente incómoda.

Se trata del segundo escándalo que afecta a un ministro del Gobierno de Pedro Sánchez. El primero se saldó con la dimisión de Màxim Huerta tras publicarse que en sus años como presentador defraudó a Hacienda. Y este verano dimitió la directora general de trabajo por autorizar un sindicato de prostitutas. Si bien, en este caso, Montón cuenta, en principio, con el respaldo del presidente. Es un peso pesado del Gobierno, no como Huerta, y ha capitaneado una de las medidas más simbólicas hasta la fecha, la devolución de la sanidad a los inmigrantes irregulares.

Documento

La documentación aportada por Carmen Montón

“Puede pasar factura”

No en vano, los colaboradores de Sánchez elogiaron el ejercicio de “transparencia” de la ministra, pero fuentes del PSOE reconocieron que el caso puede “pasar factura” al Ejecutivo y volver a identificar al PSOE con el PP, informa Juan Ruiz Sierra. Los populares, con su líder cuestionado ante un escándalo similar, se mostraron suaves, mientras que Podemos y Cs exigieron más explicaciones, en sede parlamentaria. 

Que Montón cursó un máster organizado por el Instituto de Derecho Público de la URJC, recientemente clausurado por las irregularidades, ya se hizo público cuando salió a la luz el ‘caso Cifuentes’. La ministra, que era consellera en la Comunitat Valenciana, tuvo que enfrentarse a la oposición, por lo que comenzó a recabar información, que este lunes blandió ante los medios. A diferencia de Casado, difundió una copia de la misma, salvo del trabajo final, que solo exhibió. Casado no entregó copia y Cifuentes mucho menos. La expresidenta está imputada, al igual que varios profesores, y el líder popular a la espera de un pronunciamiento del Supremo.

El máster de Montón, que realizó cuando empezaba a despuntar como portavoz de Igualdad en el Congreso, en la ‘era Zapatero’, se titula Estudios Interdisciplinares de Género y consta de 12 asignaturas. Se inscribió en el mismo, tras terminar Medicina, para formarse en la materia y ejercer mejor la portavocía, según su versión. Le supuso un “esfuerzo”, porque además de su trabajo, estaba embarazada. Eso hizo, confesó, aunque se matriculó en septiembre, no comenzara a asistir regularmente a clase hasta enero. Si bien, dispone de un correo de la directora, Laura Nuño, imputada por el caso, en la que le informaba que podía realizar el curso a distancia.

Las irregularidades

Montón no se presentó a ninguna de las asignaturas del primer cuatrimestre, pero en la convocatoria de junio obtuvo en las mismas tres sobresalientes, un notable y dos aprobados. Montón no dio explicación convincente de por qué no se presentó ni mostró los trabajos entregados para aprobar. Otro de sus problemas es que la fecha del título oficial es errónea, algo que ha pedido subsanar.

Además reconoció que pagó la matrícula en diciembre, por un problema con el sistema de pago. Y una de sus profesoras dice que convalidó su asignatura, hecho que Montón niega. Asimismo, como el resto de políticos cuestionados, alega que siguió a piés juntillas las “instrucciones” de la universidad.

Outbrain