Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

El PSOE y el PP se alían para resucitar la comisión territorial del Congreso

Los dos partidos mayoritarios concuerdan en agilizar los trabajos sobre el modelo autonómico

El Gobierno defiende la invitación de Pastor a Torra para que presente su proyecto en la Cámara baja

Pedro Sánchez, Ana Pastor y Pablo Casado, este jueves en el Congreso.  / EFE / ZIPI

La comisión territorial en el Congreso creó altas expectativas cuando nació, hace poco más de un año. Sobre todo, en el PSOE. Los socialistas arrancaron a Mariano Rajoy la creación de este organismo a cambio de su apoyo al artículo 155 de la Constitución en Catalunya. La comisión debía analizar las deficiencias del modelo autonómico y ser el embrión de una reforma constitucional. Sin embargo, la iniciativa se topó con todo tipo de obstáculos nada más empezar a trabajar. Los partidos independentistas, el PDECat y ERC, se negaron a participar. Tampoco Podemos ha querido sentarse allí. El PP tuvo prisa en decir ‘no’ a cambiar la Carta Magna. Y Ciudadanos, por último, también acabó levantándose. Solo quedan los socialistas y los populares, junto a diputados de formaciones pequeñas como Compromís y UPN, y las expectativas son ahora mucho más bajas. Pero los dos partidos mayoritarios quieren reflotar el organismo.

Los socialistas temían que la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Moncloa terminara de hacer saltar todo por los aires. El PP opone mucha resistencia a pactar desde entonces cualquier asunto con el PSOE, mucho más de índole territorial. Sin embargo, los populares no van a abandonar el ente, cuyo nombre completo es comisión para la evaluación y modernización del Estado autonómico. "Somos un partido de Estado, responsable. No somos como Ciudadanos", explican en el partido que dirige Pablo Casado.

La sintonía con el PSOE en este terreno va más allá. La semana que viene, o a más tardar la siguiente, el presidente de la comisión territorial, José Enrique Serrano, reunirá a la mesa y a los portavoces del organismo para ordenar sus futuras sesiones. Fuentes socialistas explican que Serrano, que fue jefe de gabinete de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero, propondrá dos cosas: acotar el número de comparecientes y programar más reuniones, con el objetivo de intentar terminar los trabajos y presentar sus conclusiones (que a su vez deberán ser votados por el pleno del Congreso) antes de que acabe esta legislatura, cuya duración es incierta.

El número de personas que aún debe acudir a la comisión es de casi 200. "Son demasiados. No es operativo. Tenemos que reducirlo a la mitad", explican fuentes socialistas, que también quieren que el organismo se reúna a partir de ahora dos veces a la semana, en lugar de una. En el PP, donde Rafael Merino se estrenará como portavoz en el ente tras el relevo en el liderazgo del partido, están de acuerdo. "Todo lo que sea ganar en efectividad, lo vamos a apoyar", señalan fuentes populares.

Versiones contradictorias

A la comisión territorial, en teoría, debería acudir Quim Torra. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, sorprendió el pasado martes al invitar al 'president' a presentar su proyecto político en la Cámara baja. La iniciativa, sin mayores concreciones, provocó cierto caos. El equipo de Pastor dijo en un primer momento que Torra no tendría que someter a votación su propuesta de referéndum de autodeterminación, como sí exigieron en su día a Carles Puigdemont. El cambio abría la puerta a que Torra aceptara la propuesta, pero la presidenta del Congreso reculó este jueves. En el Gobierno, mientras tanto, señalaron primero que no conocían la invitación y después que sí, que habían sido consultados y la aprobaban. Y Casado, líder del partido al que pertenece Pastor, evitó aclarar si había  sido avisado. Varios diputados conservadores, en cualquier caso, criticaron esta incursión en la "dinámica dialogante" con el independentismo.   

Outbrain