Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CONMEMORACIÓN DE LOS ATENTADOS EN CATALUNYA

La ANC sigue a Òmnium y pide no boicotear al Rey por respeto a las víctimas del 17-A

Òmnium mueve ficha y pide explícitamente centrarse en el recuerdo de los atentados

El Govern había dejado claro que no invitaría al Monarca a los homenajes

Los Reyes hacen una ofrenda de flores en las Ramblas, dos días después del atentado, el 19 de agosto del 2017. / JORDI COTRINA

Primero Òmnium Cultural y después la ANC. Las dos principales entidades del independentismo han optado esta vez por no emprender boicot alguno contra el rey Felipe VI por su presencia en los actos de homenaje a las víctimas de los atentados de Barcelona y Cambrils, un año después, el próximo 17 de agosto. Se trata de un gesto significativo, dado que los mensajes que había enviado el Govern y el propio 'president' hasta ahora eran de clara hostilidad a la presencia del Monarca en la capital catalana.  "Ya no es el rey de los catalanes", ha afirmado recientemente Torra. "Si Colau quiere invitarlo, es cosa suya, nosotros no entramos", lanzaba Elsa Artadi, 'consellera' de Presidència y portavoz del Govern hace tan solo un mes. "Que cada uno invite a quien quiera, pero nosotros es evidente que no invitaremos al Rey", subrayaba.

Es más, en una entrevista a 'El Punt Avui', Artadi sostenía que "el Govern no puede actuar con normalidad con una persona que ha justificado la violencia". "El 'president' de la Generalitat y el presidente del Parlament no lo pueden recibir con una sonrisa y un apretón de manos después de lo que ha pasado", añadió en relación al contundente discurso del Monarca el 3 de octubre del pasado año tras la violencia policial contra el referéndum.

Hasta ahora, la tesis del Govern, en sintonía con lo decidido por Torra tras tras coincidir con el Monarca en los Juegos del Mediterráneo (no se le invitaría a ningún acto, no se compartiría ningún acto con la Monarquía), era la que el propio 'president' repitió hace unos días: "No pensamos invitar a Felipe VI a ningún acto que organicemos, tampoco pensamos asistir a ningún acto al que la casa real nos quiera convocar". Pero al no ser directamente el Govern el que organiza el homenaje a las víctimas, la amenaza de boicot ha quedado diluida.

Òmnium mueve ficha

Con todo, cuando hace dos días la ministra de Política Territorial, Meritxell Batet, reclamaba "no hacer política" con el terrorismo "utilizando al Rey", Torra espetaba: "No tengo tiempo para preocuparme del Rey". Parecía que se mantenía la tensión, hasta que este jueves Òmnium movió ficha claramente: el protagonismo ha de ser de las víctimas y sus familiares, y el acto ha de ser un reconocimiento a la tarea de los cuerpos policiales que actuaron durante los atentados. Tanto Òmnium como la ANC, que este viernes se ha apuntado a esta tesis, convocarán una concentración de homenaje delante de la cárcel de Lledoners, donde se encuentra preso Quim Forn, aprovechando la anunciada visita de Torra al 'exconseller' de Interior. En febrero Òmnium sí convocó una cacerolada contra el Rey con motivo de su presencia en Barcelona para inaugurar el Mobile World Congress.

Elisenda Paluzie, responsable de la ANC, ha secundado este viernes la tesis de Òmnium, y en declaraciones a Catalunya Ràdio, ha afirmado que "hay unos protagonistas centrales que son las familias de las víctimas; es muy duro y vienen aquí, y más siendo extranjeros, volivendo al lugar donde se produjo todo". "Y eso es lo que tenemos que poner todos en el centro, todos, también el Gobierno central", ha añadido. La ANC descarta "impulsar acciones que interfieran en el acto de las víctimas". Es decir, rechaza el boicot. Paluzie espera que esta conmemoración "muestre el agradecimiento especial a los cuerpos de seguridad que actuaron".  

SCC pide evitar símbolos políticos

También la entidad antisoberanista Societat Civil Catalana (SCC) ha lanzado un mensaje en favor de evitar símbolos políticos durante los actos en recuerdo de las víctimas para "no politizar el acto". Habrá que ver finalmente qué sucede en las calles de Barcelona, porque tras los atentados, el Rey sí recibió una fuerte pitada durante la manifestación antiterrorista y de apoyo a las víctimas. En favor del Monarca, la entidad Unión Monárquica de España sí ha tomado la inicativa de una concentración de apoyo a Felipe VI en la Rambla de Canaletes.

La delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera, ha pedido también este viernes, en declaraciones a la cadena Cope, que "nadie incordie" el objetivo de "rendir homenaje a las víctimas". Eso sí, Artadi avanzó hace un mes y medio que "no puede ser que haya un encuentro protcolario con sonrisa y apretón de manos". Habrá que ver también, entonces, la política de gestos dado que Torra participará en el homenaje a las víctimas.

Outbrain