Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

'Caso Alsasua'

Un capitán de la Guardia Civil vincula a dos de los acusados con el "entorno de la disidencia de ETA"

Ha intentado acreditar que la agresión de 2016 fue "premeditata" y "no fue casualidad"

Fernando Villar (EFE)

Un capitán de la Guardia Civil ha afirmado este lunes que dos de los acusados por la agresión de Alsasua, Jokin Unamuno y Adur Ramírez, estuvieron dos meses antes de los hechos en una manifestación organizada en el municipio de Etxarri Aranatz por "el entorno de la disidencia de ETA", esto es, "la gente más radical dentro del entorno abertzale". Para la convocatoria, a través de las redes sociales, se utilizó el "anagrama de Askatasuna".

Esta protesta es uno de los hechos con los que el capitán de la Benemérita, perteneciente a la Brigada de Información de Navarra, ha intentado acreditar que la agresión a dos guardias civiles y sus parejas en la localidad navarra el 15 de octubre de 2016 fue "premeditada" y "no fue casualidad".

A preguntas del fiscal José Perals durante el juicio que se está celebrando en la Audiencia Nacional, el capitán ha enumerado varios de estos hechos. En primer lugar, ha mencionado que en junio de 2016 hubo una jornada de puertas abiertas de la Guardia Civil en Alsasua y que miembros del movimiento Ospa Eguna -que pretende la expulsión de las fuerzas de seguridad del Estado del País Vasco y Navarra- distribuyeron "panfletos" para intentar que no se celebrara.

Otro hecho, ha explicado el guardia civil, fue el día de Ospa Eguna, en agosto de ese año, para el que Jokin Unamuno pidió autorización en el Ayuntamiento. "Aquí volvió ha haber un contacto entre Jokin y el teniente agredido" en octubre, ha resaltado.

El tercer hecho apuntado por el capitán fue la misa del 12 de octubre, día de la patrona de la Guardia Civil, sólo unos días antes de la agresión. Ese día, ya relatado en alguna ocasión anterior durante el juicio, ocho individuos se personaron cerca de la puerta de la iglesia del Convento de los Capuchinos de Alsasua para protestar y entre los asistentes estaban Unamuno y Ramírez.

El cuarto hecho, ha añadido, se produjo a principios de septiembre de 2016 con la manifestación en Etxarri Aranatz, situado a unos diez kilómetros de Alsasua, una protesta "no comunicada" y cuyo lema era "Por los presos enfermos, amnistía total. Los presos en lucha, nosotros también", según la versión del capitán.

Este guardia civil ha explicado que aquella no fue "la típica manifestación" a favor de los presos etarras, sino que la ha enmarcado en el "entorno de la disidencia de ETA, de la gente más radical dentro del entorno abertzale".

La manifestación, ha remarcado, fue "publicitada en redes usando el anagrama de Askatasuna" y el capitán la ha comparado con los asistentes a la marcha que se celebró en Pamplona el 11 de marzo de 2017 que terminó con disturbios y por la que 12 jóvenes están imputados por delitos de terrorismo. 

Outbrain