Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

MANIFESTACIÓN EN BARCELONA

La comunidad educativa sale a la calle en defensa de la inmersión lingüística

Sindicatos, profesores y familias rechazan las intenciones del Gobierno de ampliar el uso del castellano en las aulas

Los convocantes reafirman el carácter "cohesionador" del modelo de enseñanza catalán

RICARD CUGAT

La comunidad educativa ha salido este sábado a la calle en defensa de la inmersión lingüística. Bajo el lema 'L'escola no té por' ('La escuela no tiene miedo') unas 8.000 personas, según la Guardia Urbana, han respondido con una manifestación por las calles del centro de Barcelona a las intenciones del Gobierno central de ampliar el uso del castellano en las aulas catalanas.

La polémica se desató cuando los populares anunciaron su pretensión de añadir una casilla en la preinscripción escolar para que las familias elijan la lengua en la que quieren que sus hijos sean escolarizados. La réplica de la comunidad educativa ha ido de la mano de sindicatos, familias y profesores que han lamentado el "uso de la educación con fines políticos" y han señalado que "esta casilla sólo busca dividir al pueblo y generar un conflicto inexistente". Bajo la plataforma 'Som Escola', que agrupa una cuarentena de entidades (entre ellas el sindicato Ustec-STEs, Plataforma per la Llengua, la ANC y Òmnium Cultural) han advertido que batallarán para que "no se toque" el modelo actual.

Tampoco ha pasado inadvertido que haya docentes citados a declarar por la fiscalía días después del 1-O. Profesores de institutos de Sant Andreu de la Barca y de la Seu d'Urgell, entre otros, están investigados debido a comentarios contra la Guardia Civil que supuestamente hicieron en las aulas al día siguiente de las cargas policiales para evitar la consulta.

"Cohesionadora e inclusiva"

El pistoletazo de la marcha se ha dado a las 17 horas en el cruce de Passeig de Gràcia con la Ronda de Sant Pere y ha desfilado hasta el parque de la Estació del Nord de Barcelona. Emulando las manifestaciones en las Islas Baleares en el 2013 contra el decreto trilingüístico que quería sacar adelante el expresidente José Ramón Bauzá, algunos manifestantes se han vestido de color verde y han clamado que "la escuela catalana no se parará frente a la dictadura". 

La cabecera ha sido protagonizada por los vicepresidentes de la ANC y Òmnium Cultural, Agustí Alcoberro y Marcel Mauri, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y dirigentes de JxCat, ERC, PSC, 'comuns' y CUP, entre ellos Eduard PujolErnest Maragall, Carles Riera y Dolors Sabater.

Mauri ha reivindicado que la escuela catalana es "cohesionadora e inclusiva" y ha asegurado que "no conseguirán imponer aquello que nunca han podido ganar en las urnas". De la misma forma se ha expresado Maragall, y ha augurado que "habrá un ataque mucho más intenso y mucho más fuerte" al que ha llamado a hacer frente.

El colofón de la manifestación ha ido a cargo de Albano Dante Fachin, quien ha señalado que los profesores "son la principal herramienta para pararle los pies a la mentira", y del rapero Valtonyc, condenado a tres años y medio de prisión por sus canciones.

Plantón de la concertada

Las escuelas concertadas catalanas han plantado a los convocantes. La Federación de Enseñanza del sindicato Usoc, y la Fundació Escola Cristiana de Catalunya (FECC) no han participado en la marcha al considerar que tras esta protesta "subyace una defensa de la escuela pública basada en un ataque frontal a la concertada por parte de algunas de las entidades convocantes". De todas formas, han mostrado en diversos comunicados su apoyo al modelo de escuela catalana.

Outbrain