Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

LA CRISIS EN LAS FILAS SOCIALISTAS

Sánchez responde a González: "Las decisiones las tomo yo"

El aún líder del PSOE pide a Díaz que aclare su posición mientras los críticos echan cuentas para que dimita la mitad de la ejecutiva

Luena acusa al expresidente de faltar a la verdad y denuncia "artimañas" para silenciar a las bases del partido

Entrevista de Pedro Sánchez a eldiario.es, / A.CATALÁN / CANAL: ELDIARIO.ES

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha remitido a la prensa un comunicado minutos después de que el expresidente Felipe González hubiera concluido una polémica entrevista en la SER donde, entre otras cosas, ha dicho sentirse "engañado" por un Sánchez que según dice le garantizó que iba a abstenerse para que el popular Mariano Rajoy pudiera gobernar. González se ha quejado además de la supuesta falta de comunicación entre el líder del partido y los veteranos y los barones territoriales de la formación, cuestionando sus planes para celebrar unas primarias y un congreso de forma inmediata. Ante esto, Sánchez ha hecho público un comunicado. "A lo largo de estos meses,  el secretario general del PSOE ha escuchado muchas opiniones y ha compartido muchas reflexiones con el objeto de tomar decisiones y conformar una posición política", apunta, agregando que decisiones como qué hacer en una investidura se adoptan en conjunto en el Comité federal.

Horas más tarde, Sánchez ha sido aún más directo. "Respeto las opiniones de González, pero las decisiones las toma esta ejecutiva y en primera persona yo, que soy el secretario general", ha señalado, de forma tajante, en una entrevista con Eldiario.es.

El secretario general se juega en los próximos días su supervivencia política. Los críticos, un sector al que pertenecen todos los presidentes autonómicos del PSOE salvo la balear Francina Armengol, dicen estar esta vez dispuestos a forzar sin contemplaciones la dimisión del secretario general, debido a los malos resultados electorales que ha ido encadenando, tanto en las generales como en las gallegas y vascas del pasado domingo. Sopesan dos fórmulas: bien lograr la dimisión de más de la mitad de la ejecutiva, con lo que el líder debería marcharse y una gestora tomaría el mando; bien ganar la votación que, en principio, se producirá en el comité federal del próximo sábado sobre la conveniencia de celebrar o no el congreso relámpago con el que Sánchez quiere mantenerse en el cargo. Los críticos dicen tener las cuentas hechas y ser mayoría, algo que niegan los colaboradores del secretario general. 

En el bando contrario al todavía líder, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, ocupa un espacio más relevante, como probable recambio de Sánchez. A ella se ha dirigido el secretario general en la entrevista. "Felipe González está en el bando de la abstención. Me gustaría saber en qué bando está Susana Díaz. Hay que dar un paso al frente y clarificar de verdad. Es importante que nos digamos las verdades y que aquella persona que salga elegida en el congreso tenga un mandato claro sobre qué hacer",  ha dicho Sánchez, quien en ningún momento ha desmentido que mantuviera esa conversación con González, como sí ha hecho su número dos, César Luena. 

LA LEGISLATURA "DEL CHANTAJE"

"Después de meditar mucho, de dudar mucho y consultar mucho, he llegado a la conclusión de que si el PSOE se abstiene está abriendo la puerta a la legislatura del chantaje, colocándose  en una posición subalterna respecto a la del PP", ha continuado Sánchez, que quiere que este lucha orgánica se libre en clave de si los socialistas deben permitir o no la continuidad de los conservadores en el poder. Sin embargo, dentro de los críticos hay muchos dirigentes, y varios presidentes autonómicos, que nunca han contemplado una abstención a los populares (eso, explican, desestabilizaría sus pactos con Podemos en las comunidades), pero sí creen que Sánchez debe irse por sus malos resultados.    

"Dicho posicionamiento es el que expuso al Comité federal del PSOE una vez conformada una posición política fruto de las reflexiones escuchadas y analizadas. Es el Comité del PSOE el que fijó la posición socialista ante la investidura de Mariano Rajoy, tanto en la legislatura anterior como en la actual -explica el jefe de los socialistas en el comunicado enviado a primera hora de la mañana-. La posición del secretario general y del Comité federal del PSOE ha sido siempre clara en relación con la unidad de España y nuestro modelo territorial".

Esta alusión a la postura oficial sobre la política territorial responde a que el expresidente González, en su intervención radiofónica, ha rechazado que Sánchez pueda intentar buscar un gobierno alternativo al del popular Rajoy apoýándose entre otras fuerzas políticas en los independentistas catalanes, esto es, aquellos que quieren "trocear" España

QUE LA MILITANCIA DECIDA

En el texto que ha remitido a los medios de comunicación a modo de respuesta, Sánchez evita comentar el contenido de la conversación que tuvo con González tras las generales de junio, esa en la que supuestamente le habló de una abstención para el líder del PP en segunda vuelta. Además, dice sentir "respeto" por las opiniones que pueda manifestar quien fue presidente de España en los 80 y los 90. Eso sí, hace hincapié en que él quiere que se debata en el seno de los órganos del partido, por lo que se ha convocado un comité federal para el próximo sábado y, además, él pretende que le siga unas primarias y un cónclave.

LOS DESEOS Y LA REALIDAD

El secretario de Organización de los socialistas, César Luena, también se ha visto obligado a contestar a González. A su juicio, el expresidente "confunde sus deseos con la realidad", acusándole así de no decir la verdad. Sánchez, ha continuado, "siempre ha tenido claro votar 'no' al PP y a Rajoy". 

Al mismo tiempo, el número dos del PSOE ha cargado contra las intenciones de algunos de los críticos con Sánchez de impedir la celebración del congreso propuesto a través de una expeditiva maniobra: la dimisión de más de la mitad de los miembros de la ejecutiva, que forzaría la salida del secretario general y la constitución de una gestora. "No puede haber ningún tipo de artimañas para quitar la voz a los militantes", ha señalado en la Cope. En cualquier caso, Luena ha asegurado que las cuentas no les dan a quienes quieren cortale la cabeza a Sánchez, ya que no son mayoría en la dirección socialista. "De los compañeros e incluso amigos que ahora se dicen críticos, tengo dudas de si son críticos o ejercen de críticos, pero me da que no son matemáticos", ha señalado el secretario de Organización, quien, por último, ha afirmado que Susana Díaz, presidenta de Andalucía, "lleva organizando un tiempo" su candidatura frente a Sánchez, pero que duda que finalmente la "vaya a encabezar".

POSIBLE ASISTENCIA DE ZAPATERO 

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, que esta semana pidió al PSOE que cambie "de rumbo", ha enviado un mensaje a través de su entorno más cercano: está pensando ir al comité federal del sábado y ejercer su derecho a voto, que es vitalicio por haber sido secretario general del partido. Zapatero tenía previsto un viaje a Venezuela, donde está trabajando por el diálogo entre la oposición y el régimen de Nicolás Maduro, pero se han aplazado las reuniones que tenía y está barruntando si presentarse en Ferraz, algo que ha evitado en los últimos años. El exjefe del Ejecutivo reconoció en julio que tenía "mucha simpatía" por Susana Díaz.


 






 

Outbrain