Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Dos miradas

Como una patria

Los hermanos Torres, nuevos Embajadores del Cava. / JUAN LUIS ROD

Querían llegar aquí, justo aquí, al nuevo restaurante que inauguran en Barcelona. Y eso es, quizá, lo que más emociona de su historia, una aventura que comienza en el barrio del Carmel y más lejos aún, en Linares, en Jaén, donde nació su abuela Catalina, la que creó "el ambiente festivo de nuestra niñez" que ahora quieren recrear en Cocina Hermanos Torres. El logotipo del establecimiento, de Nuria Salinas, es toda una declaración de intenciones. La A de 'cocina' se convierte en una casa. La estructura básica: paredes y un techo. El lugar donde compartir, allí donde habitan los recuerdos que no se marchitan. Lo dijo Carlos Ferrater, el arquitecto que ha convertido una nave en un sueño: "Crear el espacio en el que puedan sentirse como si hubieran nacido allí".

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Lo que emociona de los Torres es este plan. Llegar hasta aquí como si todo lo demás, que es mucho, fueran los preliminares de un estallido. La voluntad de ser, primero, esponjas que comparten experiencias para asumirlas como propias: conocer y sumar; la decisión, luego, de no perder de vista los orígenes, no para venerarlos con añoranza, sino como trampolín sentimental; y, al final, el objetivo de concentrarlo y destilarlo en una pulsión íntima, compartida. Emociona el periplo y el puerto adonde ahora llegan, la casa de nueva planta donde vuelven a vivir y cocinar. Son gente con principios sólidos. Cuando les preguntas en qué creen, responden: "Creemos en la becada".

Outbrain