Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Al contrataque

Ministr@s

Las ministras del nuevo Gobierno se han convertido en noticia por algo que ya no es solo una fotografía. Son mujeres muy preparadas, con currículos incuestionables más allá de las ideologías

Los ministros del Gobierno de Pedro Sánchez. / JAVIER SORIANO (AFP)

Hay quien todavía niega el impacto y la importancia del 8 de marzo en muchos ámbitos de nuestro país. El movimiento feminista ya alertó de que esta vez todo era diferente. Quienes llevan años militando de verdad en esa causa aún recuerdan su soledad en la calle y en el discurso público. Pero nos dijeron que sentían que en este 2018 algo había cambiado. Y acertaron. Mujeres de toda España nos unimos aquella tarde con la única premisa de pedir igualdad. Daba igual de dónde veníamos. Daban igual nuestras preferencias, ideologías, el tipo de trabajo que realizábamos o esperábamos tener. Solo compartíamos un anhelo.

Días después, la gran duda era si ese clamor nos llevaría a algo más o todo quedaría en una bella imagen. Empezamos a recibir señales esperanzadoras. Fueron las mujeres de RTVE quienes promovieron el movimiento de los 'Viernes Negros' por un acuerdo contra la manipulación. Fueron mujeres relevantes, que jamás hubieran dicho en público que son feministas por un absurdo estigma, quienes comenzaron a dar la cara. La última, Ana Patricia Botín que, en una entrevista con Pepa Bueno, dijo que hace diez años no se hubiese considerado feminista pero ahora sí.

Y esta semana de nuevo un grupo de mujeres, las ministras del nuevo Gobierno, se convierten en noticia por algo que ya no es solo una fotografía. Son mujeres muy preparadas, con currículos incuestionables más allá de las ideologías. Y no ocupan carteras menores. En sus manos, Pedro Sánchez ha depositado la confianza de la vicepresidencia, Economía, Hacienda, Educación, Empleo, Industria, Defensa, Justicia, Sanidad, Cambio Climático y Administración Territorial.

Guiño al 8M

Ni siquiera algunos han tenido que mencionar las cuotas para entrar en polémicas y manchar el momento. Ni siquiera se ha hablado (o de manera muy minoritaria) de la ropa elegida salvo para destacar el color morado de algunas como guiño al 8M. Y algo más. Son mayoría. Algo inédito en nuestro país pero también en el resto del mundo superando a países como Francia o Suecia. Un gran cambio si tenemos en cuenta que la primera mujer que entró en un Gobierno en la España democrática fue Soledad Becerril en 1981, al frente de la cartera de Cultura. Tuvieron que pasar más de dos décadas para que encontrar el mismo numero de hombres y mujeres.

El primer Gobierno paritario de la historia llegó de la mano de Rodríguez Zapatero en el 2004. Otros 14 años después somos noticia en todo el mundo por haber superado de largo ese récord. El 8M desbordó a quienes creían en el movimiento feminista desde hace años. Pero sobre todo, el 8M está dejando muy solos a quienes siguen creyendo que no era necesario. Allá ellos.

Outbrain