Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

El tablero catalán

Una opa a ERC y PDECat

La herencia del 'procés' no será el Estado propio pero podría ser un nuevo sistema de partidos

Concentración de la ANC en Barcelona este lunes. / FERRAN SENDRA

La herencia del 'procés' no será el Estado propio pero podría ser un nuevo sistema de partidos. Los fundadores de la ANC siempre lo tuvieron en mente, sospechando que los partidos defraudarían a los dos millones de fieles llegado el día. El fracaso del mes de octubre, atribuido a las dudas de ERC y PDECat, los amagos de autocrítica de estos dos partidos a los que creen desorientados y sin credibilidad, además del acercamiento de la Assemblea a la CUP, tras la elección de la nueva presidenta, parecen ser los factores que han animado al núcleo de esta operación a echar a andar, abiertamente.

Los partidos independentistas deben sacrificarse por el país, integrarse en una plataforma que exprese realmente la unidad del movimiento soberanista y elija en primarias a sus candidatos para cada convocatoria. Este es el resumen de la propuesta lanzada por los impulsoras del Congrés Catalunya i Futur, entre los que figuran algunos de los padres de la ANC, exPSC, exIniciativa, exconsejeros de Mas y diputados de JxC. Su objetivo, elaborar un programa para Catalunya al margen de si el país va a tener un Estado propio antes o después.

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

En el convencimiento de que va ser después, aceptando que la etapa de agitación por la libertad de los políticos presos y de desgaste del Estado español es transitoria y de éxito improbable, apuestan por una hegemonía política lo más duradera posible para esperar una nueva oportunidad. El análisis no es muy diferente al que sostienen ERC y PDeCAT. Pero este es un proceso de sustitución, una opa hostil a las fuerzas tradicionales y una propuesta más ambiciosa que una simple candidatura electoral. La coincidencia con el registro del Moviment 1 d’Octubre por el entorno del 'expresident' Puigdemont y 'guardia de corps' de Quim Torra podría ser solo circunstancial o un elemento más de la confluencia. El gran déficit de la maniobra es que una plataforma política sin liderazgo es como una tarta sin guinda. Les falta Macron porque Puigdemont no va a volver tan pronto.

Outbrain