Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

EL RADAR

'Procés' a pie de calle

El debate soberanista protagoniza tres de las 10 cartas de los lectores más leídas de este año

Carles Puigdemont, en el pleno de suspensión de la DUI del 10 de octubre en el Parlament. / JULIO CARBO

Sin lugar a dudas y aunque resulte repetitivo después de un lustro de debate soberanista hasta en la sopa, el año 2017 ha sido el año grande del 'procés'. El proyecto unilateral del Govern de Carles Puigdemont y la reacción del Gobierno de Mariano Rajoy, en sus sucesivos capítulos, desde el pasado septiembre –leyes del referéndum y de desconexión, referèndum del 1-O, proclamación de la DUI, aplicación del 155– hasta la celebración de elecciones el 21-D han dado mucho que hablar no solo en páginas de diarios, webs, platós y tertulias de radio, sino también a pie de calle. Decir lo contrario sería negar la evidencia. El 'procés' (y sus circunstancias) ha copado la conversación pública y, como demuestran los centenares de cartas que los lectores han enviado a Entre Todos, se ha erigido como el tema estrella, no solo para escribir... también para leer. 

Entretodos

Publica una carta del lector

Escribe un post para publicar en la edición impresa y en la web

Ahora que es época de listas y ránkings, basta con echar un vistazo a la lista de las 10 cartas más leídas del año para comprobarlo: tres de ellas versan sobre la situación política catalana.

Óptica ciudadana

El procés ha calado hondo entre los ciudadanos, tanto que algunos, como Lara Castellanos, responsable de Recursos Humanos de Barcelona, han querido exponer el por qué de su postura contraria a la independencia –"Porque quiero que mis hijos vivan una realidad que no se reduzca a una manera de pensar o de sentir, que vivan la diversidad cultural y social"-; otros, como Dionís López, jubilado de Barcelona, han echado mano del pasado para reprochar la actuación del Gobierno y apuntalar su sentimiento independentista: "Nosotros fuimos adoctrinados al máximo durante el franquismo y ahora somos independentistas", afirma en su carta, la séptima más leída.  Y otros, como Eugenio García, informático de Vilanova i la Geltrú, han querido dejar constancia de cómo la situación política ha empañado algo tan cotidiano como ir a ver el fútbol al bar: "El dueño, que es amigo de todos, ha prohibido hablar de política, pues últimamente se había perdido ese buen ambiente y empezaba a haber bastante mala baba".

Pero, más allá del procés al que hacen referencia, estas tres cartas tienen algo en común: son tres historias en primera persona,  que hablan de política, sí, pero de política a pie de calle, de cómo esta afecta al día a día de los ciudadanos, a sus relaciones...

Historias 'mínimas'

Esa cotidianeidad es el punto común en el que convergen las 10 cartas más leídas del año en Entre Todos. Cartas que abarcan temas tan variados como la sanidad, donde se mezclan los agradecimientos –"Ayer estuve a punto de perder a una hija. Así de duro, así de simple", empieza la misiva más leída de este año, en la que Juanma González, comercial de Barcelona, alababa la labor de los profesionales médicos, "el pilar de nuestra sociedad, verdaderos ángeles guardianes"– y la reivindicación de un mayor reconocimiento a los profesionales del sector- "Un auxiliar de enfermería no es un limpiaculos", clamaba Adriana Basolas, estudiante de Gavà. Temas cercanos a los jóvenes relacionados con la educación, como la carta en la que Marina Redondo, estudiante de Traducción de Madrid, reclamaba  poner fin a la creencia extendida de que "el futuro está en los números y para letras van los vagos". También la xenofobia se ha colado entre las cartas más leídas de este año: Theja Genard, estudiante de Barcelona denunciaba los insultos recibidos en los Ferrocarriles por niños de 11 años por "haber nacido india". "Mirad esta india... son todos asquerosos, los chinos, moros, negros, indios son de clase muy inferior a la nuestra, los blancos somos mejores", explicaba esta joven en una carta que se viralizó en redes.

Y así, mientras Josep V. Madolell, jubilado de Barcelona, triunfaba entre los lectores con su "Sandro, pide perdón" –exigía al expresidente del FC Barcelona que contara toda la verdad sobre su gestión al frente del club– y Jordi Català, médico de Barcelona, lo hacía narrando la odisea que él y otros ciudadanos tuvieron que superar renovar el DNI o el pasaporte, el grito desesperado de una madre, Charo Díez se hacía un hueco en el ránking: "Mi hijo está enfermo y la única solución que me dan es la prisión".  Porque las diez cartas más leídas son diez historias personales, diez historias mínimas y cotidianas. Y esa es la clave de su éxito. 

Outbrain