Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Un estreno de Hollywood con debate

'Wonder Woman', solo una pizca

Calificar como un hito feminista el filme sobre la superheroína de DC Comics resulta algo excesivo

Gal Gadot, en una imagen promocional de Wonder Woman.

Desde los fiascos de 'Catwoman' (2004) y 'Elektra' (2005), han pasado 12 años hasta que otra superheroína ha protagonizando un filme. En este tiempo, las dos grandes editoriales de cómics estadounidenses, Marvel y DC, han estrenado más de una veintena de películas de superhéroes masculinos. Hay casos sonados, como el de la Viuda Negra (Scarlett Johansson), que no ha tenido película propia a diferencia de la mayoría de sus compañeros de 'Los Vengadores'.

Si bien el físico de Wonder Woman sigue los estándares de belleza caucásicos, la película evita tópicos en la representación de las superheroínas en el cine. Se han presentado como limitadas por sus hormonas (Mujer Invisible), por ser incapaces de controlar sus enormes poderes (Jean Grey) o por desempeñar roles vinculados al cuidado de los héroes hombres (Viuda Negra, Mujer Invisible). Algunas han padecido el síndrome Trinity, en honor a la protagonista de 'Matrix': son la pera limonera hasta que llega el héroe, un tipo cualquiera. Entonces se convierten en poco más que el interés romántico del macho en cuestión. Le pasó a Avispa en Ant-Man (2015). También existe el síndrome de la Pitufina, que limita el rol de las superheroínas en películas corales a ser la chica del grupo. Ello amenaza a Wonder Woman: veremos qué rol desempeña en La Liga de la Justicia, donde lucha junto a superhéroes hombres.

A pesar de los avances, han sido abundantes las voces que se han preguntado a qué mujeres visibiliza Wonder Woman. Algunas han cuestionado el mensaje emancipador y favorable a la concordia del que hace gala el filme, al ser protagonizado por la israelí Gal Gadot, que apoyó la operación Margen Protector, llevada a cabo por el ejército de Israel en la Franja de Gaza en el 2014. Otras han hecho referencia a la escasez de mujeres racializadas en la cinta, que no va más allá de simples extras estereotipadas. Una crítica similar recibió 'Jessica Jones', la única serie de Netflix dedicada a una superheroína de Marvel. Para muchas activistas, pues, el filme es un recordatorio de que, a menudo, la emancipación de la mujer blanca se ha conseguido sobre las espaldas de las demás.

UN BOCHORNOSO PANORAMA

El potencial feminista de 'Wonder Woman' no radica tanto en el contenido de la película como en el bochornoso panorama cinematográfico en el que se estrena. Ciertos aspectos deben ser celebrados, pero no a costa de reflexionar sobre la representatividad de los productos culturales que consumimos. En las viñetas de DC, Harley Quinn se desentendió de Joker y se convirtió en la amante de otra malvada de 'Batman', Poison Ivy. En el cine debutó como la novia de Joker y su relación abusiva se presentó como romántica. Y uno de los cómics estrella de Marvel es 'Ms. Marvel', alter ego de la norteamericana musulmana de padres paquistanís Kamala Khan. Así pues, un gran paso sería adaptar a la gran pantalla líneas argumentales que ya existen en los cómics.

Outbrain