Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ARTE Y MÚSICA

Eufònic, otra clase de festival

El encuentro de artes sonoras y visuales de las Terres de l'Ebre empieza a desplegar su ecléctico programa desde este jueves

Maotik & Melmann.

Los festivales musicales proliferan a placer, pero no existe otro como el Eufònic. En lugar de tirar por las vías fáciles, los responsables del festival de las Terres de l’Ebre se han empeñado en que su oferta sonora sea insólita: este año, quizá más diversa que nunca, con grupos lúdicos y de instintos pop compartiendo espacio con las habituales propuestas más cerebrales. Pero, además, la idea es dar a casi cada actuación un plus de atractivo, ya sea por el emplazamiento donde se desarrolla o la interactividad con el artista.

Como ejemplo de localización curiosa: el concierto de los clásicos locales del ambient Balago tendrá lugar el domingo, día 26, nada menos que en la capilla del castillo templario de Miravet. Parece el mejor lugar para descubrir la música tenue, inasible, de aires litúrgicos de 'El demà'.

El demà by balago

En cuanto a la citada interactividad: este año, Eufònic presenta youFonic, un espacio orientado al público joven (de entre 12 y 25 años) con actuaciones de artistas urbanos (D'Valentina, MC Buseta) que, además, estarán abiertos a preguntas.

La selección musical

Otra debilidad de este festival son las actuaciones audiovisuales, en las que sonido e imagen se apoyan y crean mutuamente. Su primera jornada puramente musical, el jueves, día 30, reunirá al contemplativo músico Melmann con el artista multimedia Maotik en el Auditori Sixto Mir. En el extremo opuesto encontramos el tecno-pop melancólico pero festivo de Betacam, quien cerrará fastos el domingo 2 de septiembre (¡ya no hay entradas!).

Entre medias, viernes y sábado de la próxima semana, se podrá disfrutar de la canción con aromas marineros de Mariona Aupí (ex Fang); el pop de autor con vistas al R&B del angelino Lawrence Rothman; el tecnopunk cómico de Los Ganglios; la convergencia ruido/melodía de Huma (mitad del dúo de dark ambient Esquelas); las bandas sonoras de terror imaginarias de Nightcrawler, o el estilo rave deconstruido de Konx-Om-Pax.

Fenómenos extraños

En la semana anterior a su eclosión musical, el Eufònic abre el apartado puramente artístico de su programa, con instalaciones en Amposta, Miravet, Tortosa, Ulldecona y Vinarós. Este jueves se inauguró 'A room listening to itself', de Adam Basanta, que según parece convierte el Castell d'Ulldecona en una caja de resonancia gigante.

Pero aún más prometedora es la que se presenta el sábado, día 25, en el centro de arte Lo Pati de Amposta: 'Face to face II', instalación del ensayista de la luz Anthony McCall con nueva banda sonora a cargo de Mark Fell

Temas: Arte · Música

Outbrain