Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CITA DE PRESTIGIO

L'Hospitalet pone un pie en el Festival de Cine de Toronto

'La bestia', un proyecto de terror de Fitzcarraldo Films y Tàndem Entertainment, obtiene un pase para el laboratoio de jóvenes creadores

Martí Lucas, David Casademunt y Fran Mechón, guionistas de La Bestia, aunque el segundo, también director. / FERRAN NADEU

L’Hospitalet ya puede presumir de que ha puesto un pie en el prestigioso Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF), el Cannes de Norteamérica. Será el próximo mes de septiembre, no aún en el modo y forma en que de entrada uno se imagina, con el estreno de una película, sino en una subsección que no hay que minusvalorar. Cada año, el TIFF invita a un reducidísimo grupo de directores emergentes (10 canadienses, 10 extranjeros) para que vayan allí con su proyecto pendiente de ejecución bajo el brazo y lo expongan ante una suerte de tribunal formado por figuras de la industria cinematográfica (directores, productores, actores…). No es un examen. No es un concurso. Es más bien un enriquecedor intercambio de pareceres, como la Academia filosófica de Grecia, pero en séptimo arte. Allí, en el TIFF Filmmaker Lab estará este año David Casademunt en nombre de la hospitalense Fitzcarraldo Films, una productora que quizá algunos recuerden por el atrevido corto que en el 2017 dirigió Fran Menchón, L’Hospitalet es feo, rodado por las calles de Bellvitge en un plano secuencia de nada menos que 23 minutos, así, con un par de bemoles.

Del laboratorio TIFF no se sale con un cheque, pero sí más sabio y con un barniz de prestigio que abre interesantes puertas puertas

Aquel corto, visto con perspectiva, era la ganzúa con la que Fitzcarraldo Films pretendía abrir la puerta de los largometrajes. Ya entonces, cuando se estrenó, Menchón explicó que mano a mano con Casademunt y con otro guionista de la casa, Martí Lucas, tenían entre manos una idea, una primera película, pero que les faltaba lo de siempre, una financiación adecuada. El proyecto al que entonces hacía mención y que ahora viajará a Toronto es La bestiauna historia de miedo con tan solo tres personajes y una cabaña en mitad de unas marismas. La acción transcurre durante el siglo XIX. Diego y su madre sienten la aproximación lenta e inexorable de algo o alguien que hiela la sangre. Con un millón y medio de euros calculan que podrían sacar adelante una película de primera división, con oficio y fortuna aspirante a formar parte del catálogo de cine de terror Marca España que han alimentado antes producciones como El orfanato o REC. Que España exporte cine de terror, sugiere Menchón, debería ser objeto ya de algún tipo de libro o trabajo académico. A lo mejor no es más una miasma de los tiempos enfermos que corren. La cuestión ahora, sin embargo, es otra. Es que en colaboración con Laura Rubirola, de la productora barcelonesa Tándem Entertainment, el proyecto de La bestia puede recibir en Toronto el empujón final.

PUna escena de la película, según el 'storyboard' / FITZCARRALDO FILMS

De la capital del estado de Ontario no se sale con un cheque en la billetera, que no estaría mal, sino con un par de cosas mucho mejores. La primera, el coloquio directo con gente que merece la pena escuchar. En la edición del 2017, por ejemplo, si aquello, como se ha dicho, era la Academia, los Aristóteles para la ocasión fueron Alfonso Quarón, Juliette Binoche, Sandra Oh, Jason Reitman y Claire Denis, entre otros. La segunda es un barniz de reconocimiento que a corto palzo sirve de tarjeta de presentación para ir en busca de quien económicamente apueste por la película. Abrirse paso en este sector es un poco como los tangos de Carlos Gardel (“cuando estén secas las pilas / de todos los timbres / que vos apretás…”). Casademunt y Menchón se han formado en la escuela de cine de Catalunya, la ESCAC, como Bayona, a donde, agradecido, para su última jurásica película, ha ido a buscar a buena parte de su equipo de rodaje, pero con ese sello parece que no basta. La participación en el TIFF Filmmaker Lab suponen que les servirá de plus para negociar con más garantías de éxito con alguna televisión española o con alguna plataforma de cable con posibles, como Netflix.

Casademunt ya dirigió un documental aplaudido, la vida y obra de un icono traspapelado, Rumba 3

De la dirección de La bestia, llegado el caso, se encargará esta vez Casademunt, que ya filmó hace tres años un documental que sorprendió por su inteligencia, Rumba 3. De ida y vueltaun trabajo en busca de la que fue una banda icónica de los años 70 y 80, Rumba 3, que se despidió de los escenarios sin aclarar jamás que es lo que tenían aquellos ojitos que volvían loco, concretamente muy poquito a poco. Fue una obra aplaudida y que, por si alguien gusta, forma parte del catálogo de Filmin. Con anterioridad, Casademunt, igual que Menchón, lo que lucía en el currículum era una notable colección de videoclips y otros cortos anteriores a L’Hospitalet es feo que (es un consejo) merece la pena visitar.

Outbrain