Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

FESTIVAL GUITAR BCN

Doctor Prats: "En el momento actual del país no nos sale forzar la fiesta"

El grupo de mestizaje muestra en la sala Barts su tercer disco, 'Venim de lluny'

Víctor Martínez y Marc Riera, de Doctor Prats, fotografiados este miércoles en Barcelona / FERRAN SENDRA

Doctor Prats, una banda que propone un mestizaje verbenero con vistas a Jamaica y ocasionales ingredientes electrónicos, presenta su tercer disco, ‘Venim de lluny’, este jueves en Barts (Guitar BCN) con todas las entradas agotadas, camino de una gira de verano que les llevará a festivales como Clownia, Canet Rock y Acampada Jove. Hablamos con su cantante, Marc Riera, y su teclista, Víctor Martínez.

Su música está muy enfocada al directo, pero el grupo comenzó como proyecto solitario y en Youtube. ¿Cómo fue eso? (Marc Riera) Fue porque el bajista estaba en Estados Unidos, el trompetista en Suecia…, y comencé yo con un ordenador. Pero teníamos ganas de emprender un proyecto juntos porque habíamos coincidido en otras bandas: Kayo Malayo, Discípulos de Otilia, La Carrau… Tras publicar el primer vídeo en Youtube, un mánager ya nos propuso hacer algo y el grupo comenzó a cobrar forma.

Dada su trayectoria, ¿diría que heredan algo del  mestizaje barcelonés de la década pasada? (M. R.) Yo era ultrafan de Mano Negra y luego me enganché a Manu Chao en solitario y a Dusminguet, Gertrudis, La Troba Kung-Fú… Toda aquella escena generó la sonoridad actual.

(Víctor Martínez) Todos hemos bebido de esto. Pero la gracia de Doctor Prats es que, además, hemos querido innovar y generar un estilo para que, a su vez, la gente que ahora nos viene a ver, dentro de unos años pueda formar bandas basándose en lo que escuchaban de jóvenes.

"Los buenos grupos nunca son competencia. Si no hubiesen existido Txarango no estaríamos donde estamos. Y los mismo con Oques Grasses, Els Catarres…"

Marc Riera

Cantante de Doctor Prats

¿Cuál dirían que es ese estilo suyo? (M. R.) Puede parecer que todos los grupos de esta escena nos parecemos mucho, pero en nuestro caso la diferencia está en investigar e incorporar estructuras de la música electrónica, con sus subidones rítmicos. Tomamos nota de grupos internacionales como Crystal Fighters o Two Door Cinema Club.

Aunque en este disco no hay una canción tan electrónica como ‘La recepta’. (M. R.) Bueno, hay una, ‘Les teves pigues’, que es trap, y otras que son de otros estilos, como electroswing o cumbia, porque Doctor Prats responde a la ‘generación ‘Spotify’, que no funciona a través de estilos musicales sino de listas de canciones.

Lanzaron su primer disco, ‘Patates amb peix’, en el 2015, cuando ya estaban arriba grupos como Txarango. ¿Una influencia? (M. R.) Evidentemente, con Txarango tenemos una historia de amistad que viene ya de antes de que ellos crearan su grupo. Cuando ellos comenzaron a introducir el pop en el mestizaje nos dejó ensimismados. Pensamos: “¡esto se puede hacer!”. Y los buenos grupos nunca son competencia. Si no hubiesen existido Txarango no estaríamos donde estamos. Y los mismo con Oques Grasses, Els Catarres… Todos ellos son responsables de que cada vez más gente escuche música catalana.

¿A qué senderos filosóficos y qué fronteras se refieren en ‘Caminem lluny’? (V. M.) La canción tiene que ver con la superación personal, y en el videoclip tocamos el tema del ‘bullying’, que ahora está en boca de mucha gente. Fue publicarlo y recibir muchos mensajes de personas que lo sufrían, e incluso de asociaciones que querían utilizar el vídeo.

 (M. R.) La idea de fondo es que solo parándote en tu camino y mirando hacia atrás puedes darte de cuenta de los errores que has cometido y seguir adelante. Con optimismo, pero sin ser naíf. Y eso hace también referencia al momento que vivimos en Catalunya, en que estamos en una neblina que no nos permite estar de fiesta.

¿El clima político en Catalunya les corta a la hora de exhibir cierta euforia con su música? (M. R.) No en los ritmos, pero sí en los textos, que son más reflexivos o profundos, aunque no dejamos de ser un grupo festivo.

(V. M.) El espíritu sigue siendo festivo, pero somos conscientes del momento que vive el país. No nos sale forzar la fiesta.

Esa fiesta, para Doctor Prats, ¿debe integrar, digamos, una conciencia de la vulnerabilidad humana? (M. R.) Absolutamente. Tendemos mucho hacia eso. Ya habíamos colaborado hace un tiempo con un colectivo contra la LGBTfobia y siempre que podemos ayudamos en este tipo de cosas del día a día. Si podemos aportar nuestro grano de arena… La indiferencia es lo peor que hay.

(V. M.) No queremos sonar pretenciosos, tan solo tratamos de llegar donde podemos.

Temas: BARTS · Música

Outbrain