Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

REGRESO A BCN DE LA ESTRELLA ITALOAMERICANA

Ariana Grande se sobrepone a la tragedia

La cantante de Florida actúa en el Palau Sant Jordi, con su 'Dangerous woman tour', tras el atentado de hace tres semanas en su concierto en Manchester

Ariana Grande, una imagen promocional de Dangerous woman.

El atentado del 22 de mayo, a la salida de su concierto en Manchester, la dejó lógicamente “rota”, según declaró entonces a través de un desconsolado tuit, pero como la parálisis representaría el triunfo del terror, Ariana Grande vuelve a estar en ruta y este martes regresa a Barcelona. El Palau Sant Jordi la acogerá sobrepuesta a la tragedia, retomando el hilo de su ‘Dangerous woman tour’.

Es la gira con la que nos viene a decir que su estela de inocencia es compatible con los mensajes subidos de tono de canciones como ‘Bad decisions’: “¿nunca has visto a una princesa siendo una mala perra?”, pregunta, imaginamos que sin quitarse esas orejas de ratón o conejo que forman parte de su ‘atrezzo’ y que en el Sant Jordi lucirán muchas de sus admiradoras. Rollos de una noche, gimnasias (y dudas) de alcoba y recreaciones erótico-festivas salpican el repertorio de su tercer disco, ‘Dangerous woman’, publicado en mayo del 2016, en el que luce su voz de amplios registros sobre colchones de pop con ingeniería electrónica, injertos de hip-hop y compadreos con Macy Gray, Nicki Minaj y Lil Wayne.

DE ‘YOUTUBER’ A ESTRELLA

Grande, cuyas raíces no son hispanas sino italianas, fue famosa, a una escala todavía experimental pero significativa, siendo muy joven, cuando se ejercitó como ‘youtuber’ de éxito a través de un canal propio en el que, entre otras cosas, clavaba imitaciones de cantantes como Britney Spears o Whitney Houston. De ahí a los musicales de Broadway, y a la televisión (‘Victorious’), y a un primer disco, el un tanto relamido ‘Yours truly’ (2013), que publicó recién cumplidos los 20.

El segundo, ‘My everything’, lo presentó en el Palau Sant Jordi, en su debut barcelonés, hace dos años casi exactos (el 16 de junio del 2015). Ahí pudimos ver a una joven estrella que parecía jugar a diva pop y que combinaba imágenes angelicales (cantando ‘Best mistake’ subida a una nube) con lecciones de seducción para que sus jóvenes seguidoras tomaran nota. Desde entonces, su cotización ha vuelto a dar otro tirón gracias a ‘hits’ como ‘Into you’ y ‘Side to side’. Pero, como aquella noche, llenar el Sant Jordi está, por ahora, fuera de su alcance: el local olímpico estará este martes adecuado a un formato algo reducido, para 12.000 espectadores, y las entradas no están agotadas.

LANZAMIENTO BENÉFICO

Tras el golpe emocional sufrido en Manchester, Grande transmite una imagen de entereza, como pudo observarse en el concierto especial One Loveel 4 de junio en Old Trafford, donde terminó su actuación dedicando ‘Over the rainbow’ a las víctimas del atentado. Canción que ahora ha lanzado en ‘single’ a beneficio de las familias afectadas y que ha incorporado en el repertorio de sus últimos conciertos, los de París, Lyón y Lisboa.

En el Sant Jordi habrá controles de seguridad reforzados y la promotora Live Nation ha hecho públicos unos requerimientos a los asistentes: prohibidas las maletas, evitar bolsas grandes y mochilas, restringir la comida a lo imprescindible (botellas sin tapones) y tener en cuenta que la avenida del Estadi estará cerrada al tráfico. Se aconseja acudir temprano al recinto: a las 18.30 horas se abrirán las puertas, a las 19.30 actuará un ‘dj’ y a las 20.10, la telonera Victoria Monet, preparando el terreno para la actuación de la atracción principal a las 21.00 horas.

Outbrain