Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

PERFIL

Ariana Grande, estrella pop en constante crecimiento

Revelada en YouTube y lanzada a la fama por la serie 'Victorious', Ariana Grande combina un amplio rango vocal con saludables ganas de experimentar

Ariana Grande. / BRENDAN MCDERMID

Si Ariana Grande no es un nombre tan inmediatamente reconocible como los de, digamos, Justin Bieber o Miley Cyrus, competidores suyos en la liga del pop (no solo) para preadolescentes, quizá sea por su menor tendencia a la controversia. Desde su salto a la fama con la serie 'Victorious' de Nickelodeon a principios de década, la cantante/actriz ha llamado la atención más por sus aptitudes vocales que por su historial conflictivo, esencialmente reducido a un episodio: Ariana chupando unos donuts que no pensaba comprar. #donutgate, se llamó, pero nadie se acuerda ya.

Cuando se piensa en Ariana Grande, se piensa sobre todo en una joven alumna aventajada de Mariah Carey, a la que recuerda en su fijación por el melisma (cinco o seis notas cantadas sobre una sílaba), pero también en una artista, al contrario que su maestra, abierta a experimentar con toda clase de sonidos, casi siempre con frutos notables.

'YOUTUBER' CON TALENTO

Nacida en Boca Ratón (Florida) en 1993, hija de padres poco musicales, Grande empezó a despuntar –como buena estrella 'millennial'– a través de su propio canal de YouTube. Cantaba tremendas versiones como 'There's hope' de India.Arie, se montaba sus propios vídeos con amigos e imitaba a la perfección a celebridades. Con este canal se empezó a enamorar la muchachada de esta "princesa para el público, pero freak cuando tocaba", como decía el rapero Mac Miller (ahora su novio) en su single conjunto 'The way' del 2013.

Después de YouTube vino Broadway (el musical '13', en el 2008), y después Nickelodeon, primero con la serie 'Victorious' y después con la defenestrada 'Sam & Cat', cruce de 'Victorious' con la no menos popular 'iCarly' que se canceló antes de tiempo por un millón de factores, entre ellos el afán de Grande por hacer otras cosas. En aquel momento la artista empezaba ya a enfilar su carrera musical con un primer disco, 'Yours truly', que alcanzó el número uno en la lista 'Billboard 200' en septiembre del 2013. ¿Revelación? Lo dejamos en decente carta de presentación; mezcla aceptable, pero falta de sangre, de doo-wop, R&B y pop adolescente.

El single retro-R&B 'Problem' avanzó a una nueva Grande, más dinámica en su entrega vocal y consciente de su sexualidad. Del álbum 'My everything' se extrajo después un enorme single, en compañía de The Weeknd, titulado explícitamente 'Love me harder' ('Amame más fuerte'). Cuando, a finales del 2014, Grande cantaba frases de 'dominatrix' en el single 'Get on your knees' de Nicki Minaj, parecía desafiar claramente a quienes querían verla como una inocente princesa pop.

En su momento ella dijo que su segundo disco le gustaba cinco veces más que el primero. Y, de hecho, era cinco veces mejor. Hizo más ruido fuera de EEUU –llegó al número tres en España– y, consecuentemente, la llevó por primera vez de gira mundial; en Barcelona recaló en el Palau Sant Jordi el 15 de junio del 2015.

IMITADORA NIVEL DIOSA

La antigua niña prodigio había viajado ahora a Europa convertida en 'Dangerous woman', título de un tercer álbum de pulso marcadamente R&B y letras de lujuria y deseo. En el estribillo de su mejor single, 'Into you', pide "un poco menos de conversación y un poco más de tocar mi cuerpo". En 'Bad decisions' pregunta "¿Nunca has visto a una princesa ser una mala perra?". En contraste con estos atrevimientos, Grande equilibra su imagen interpretando dulces duetos como el que la ha unido a John Legend en la nueva versión de 'La bella y la bestia'.

Sus recursos se extienden también al ámbito de la comedia: en marzo del año pasado se encargó de presentar 'Saturday night live' y no pareció sufrir en exceso. Hay que recordar, por necesidad, ese sketch con Grande como becaria de Tidal encargada de salvar la empresa cuando fallaban los 'streams' de varios artistas. La pobre chica se encargaba de reemplazar a Britney Spears, Shakira, Rihanna, Céline Dion, Whitney Houston… (Salten a 2'02" para alucinar con su Shakira).

Está por ver cómo afectará el atentado de Manchester a la carrera de Grande, hasta la fecha en constante crecimiento tanto a nivel popular como artístico. 'Dangerous woman' había sido número uno en un puñado de países, incluyendo España. Todavía se desconoce si ofrecerá o no su actuación prevista en el Palau Sant Jordi para el 13 de junio.  

Outbrain