Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ESTRENOS DE CINE DE LA SEMANA

El viaje emocional de Zipi y Zape

Los traviesos hermanos creados por Escobar vuelven a la gran pantalla para vivir una aventura con conflicto generacional incluido

El director Oskar Santos empapa 'La isla del Capitán' de guiños a 'Regreso al futuro', 'Peter Pan' y '20.000 leguas de viaje submarino'

Qué insoportables son mis padres. Qué insoportables son mis hijos. El eterno conflicto generacional inunda la nueva aventura en pantalla grande de Zipi y Zape. Fan absoluto de 'Regreso al futuro', el director Oskar Santos y su guionista, Jorge Lara, echan mano de la saga de Robert Zemeckis y los viajes en el tiempo para juntar a los mellizos de Escobar con sus progenitores y vivir así una nueva aventura que comienza cuando la familia Zapatilla llega a un palacete en el que solo hay niños. La dueña de la mansión es la señorita Pam, interpretada por una sobresaliente Elena Anaya. ¿De verdad que entre sus paredes solo hay felicidad y juegos?

'Regreso al futuro' no es el único referente de 'Zipi y Zape y la isla del Capitán', que se estrena el viernes y cuyo guion también bebe de '20.000 leguas de viaje submarino' y 'Peter Pan'. El resultado es una trepidante aventura para los chavales y una canto a la paternidad nada ñoño. Su empaque y poderío visual la convierte en una de las grandes apuestas del cine español del 2016.

NUEVOS PROTAGONISTAS

A raíz del éxito de 'Zipi y Zape y el club de la canica' (2013), los productores -MOD, Zeta Cinema, Atresmedia y Kowalski- pusieron en marcha la maquinaria para una segunda entrega. Y se la encargaron al mismo director: Oskar Santos. El cineasta bilbaíno rechazó hacer una secuela con los mismos actores, que ya tienen 16 años. Partió de cero y se puso a escribir, junto con Jorge Lara, la historia de una nueva aventura con unos nuevos protagonistas: Teo Planell y Toni Gómez. Zipe (avispado y ligón) y Zape (chulito y atrevido) no solo vivirán una entretenidísima peripecia sino que emprenderán un viaje emocional gracias al cual entenderán que sus padres, al fin y al cabo, no son tan insoportables.

EDICIONES B

Los Zipi y Zape de Escobar.

Al igual que en la primera entrega, Santos solo coge los personajes creados por Escobar. Nada más, no le hace falta. "Del tebeo me quedo solo con su esencia, con el espíritu rebelde de los hermanos", afirma. Huyendo del costumbrismo, Santos se lleva a los mellizos a su terreno -los años 80- para rescatar el espíritu de películas grabadas a fuego en el imaginario de su generación: 'E.T.', 'Los Goonies', 'Indiana Jones' y, por supuesto, 'Regreso al futuro'. Al cóctel le añade guiños a la literatura de Conan Doyle y Stevenson, autores que Santos devoró en su infancia.

MISTERIO Y VULNERABILIDAD

"No creo en las secuelas. Por eso, creamos una nueva aventura y un nuevo villano". Si Javier Gutierrez brilló como el malo de 'Zipi y Zape y el club de la canica, Elena Anaya se luce (y seduce) en un papel completamente diferente a todo lo que ha hecho hasta ahora. "Si Falconetti [Gutierrez] era el niño que nunca fue porque le robaron la infancia, la señorita Pam [Anaya] es la niña que nunca ha dejado de ser", comenta el realizador. En palabras del productor Fernando Bovaira, la actriz aporta "elegancia, misterio, empatía y vulnerabilidad" a un personaje que pone de manifiesto "el lado oscuro que tiene la libertad sin medida y el hecho de no poner límites a los caprichos", añade Anaya.

Elena Anaya, en un fotograma de 'Zipi y Zape' y la isla del Capitán.

Al igual que en la primera parte, 'La isla del Capitán' fue rodada en Hungría, que aporta un exotismo y una arquitectura no frecuente en España, y Euskadi, con acantilados y playas espectaculares como los de Zumaia. A Santos le gusta definir 'Zipi y Zape' como una "superproducción low cost". El presupuesto (4,6 millones de euros) puede parecer alto si lo comparamos con la media del cine español pero el equipo ha tenido que hacer malabarismos para sacar adelante un filme de un empaque inusual en la industria patria, incluidos unos efectos especiales que suponen, según el director del departamento, Juanma Nogales, "un salto exponencial respecto a lo que estamos acostumbrados a ver en las películas juveniles en España". "'Zipi y Zape y la isla del Capitán' demuestra el grandísimo nivel de los técnicos que tenemos en este país", remarca Santos.

CONQUISTAR LA TAQUILLA

'La isla del Capitán' nace con la misma ambición que 'El club de la canica' (película que tuvo un largo recorrido en festivales internacionales): conquistar la taquilla. "Hay que reivindicar la palabra comercial. Toda mi generación ha crecido con eso. Antes que cineasta yo soy espectador, así que siempre estoy pensado en la gente. Apostar por el público familiar, es una apuesta más segura que otras, pero eso es mérito de mis productores. Aun así, la taquilla es siempre un misterio, nunca tienes nada seguro", destaca el director.

Los resultados de taquilla, entre otras cosas, marcarán la posibilidad de una tercera entrega. ¿Es una opción realista? "Lo decidirán los productores. Si me la volvieran a proponer a mí, aceptaría. Pero tendría claro que la historia deberá estar a la altura. No nos vamos a poner con otra película de Zipi y Zape porque sí. Deberíamos tener una estupenda aventura que contar". 

Outbrain