Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

TERCERA EDICIÓN

Vida Festival, a por la consagración

La cita 'indie' de Vilanova i la Geltrú abre su convocatoria más cuidada, con Wilco como principal cabeza de cartel

Wilco, en una imagen de promoción.

Solo quedan unas horas para que llegue lo serio, pero Dani Poveda, director del Vida Festival, dice sentirse "más relajado que nunca". Con todos los abonos vendidos, el festival de Vilanova i la Geltrú ha podido llevar a cabo con comodidad toda la producción que tenía planteada: depurar esos pequeños detalles que, al final, marcan la diferencia.

El Vida no es mini ni macro, sino que tiene la medida intermedia ideal para poder permitirse algunos grandes nombres (este año las estrellas son Wilco) y a la vez ofrecer una experiencia agradable. Se desarrolla, en esencia, en la Masia D’En Cabanyes y su bosque cercano, en un ambiente pensado hasta el último detalle por el departamento artístico del festival.

Intimista y cálido, hereda valores del Faraday, el festival en el germen de todo esto. Durante diez años, la organización sin fines de lucro La Medusa –de la que formaba parte Poveda– trató de suplir las deficiencias de ocio nocturno y vida cultural alternativa de Vilanova con un festival modesto pero encantador en el famoso escenario del Molí del Mar. Su problema fue el éxito. "Llegados a las nueve ediciones, vimos que la única forma de seguir adelante era profesionalizarnos", explica Poveda. "Lo dejamos en lo más alto, y quienes quisimos seguir trabajando en esto nos metimos en el Vida Festival".

EN FAMILIA

Una de las primeras referencias que llegaban a la mente cuando se estrenó el Vida fue el End Of The Road, festival de Dorset (Inglaterra) que desafía la convicción de que a un evento de estas características se viene a sufrir. El Vida apuesta igualmente por una cierta intimidad (es un festival para 10.000 espectadores), los entornos especiales para la música (un barco encallado entre árboles, una cabaña) y una zona para niños (El Nido), menos simple guardería que centro de recreo intergeneracional.

Esto último parte de una visión idílica pero también una pura necesidad: el público adepto del pop alternativo ha crecido y, por ahora, no se ve un claro relevo generacional. "Es cierto", dice Poveda, "aunque he de decir que este año la media de edad ha bajado un poco respecto a ediciones anteriores. Ahora estamos entre los 31-32. Quizá sea porque este año traemos a más grupos de baile y electrónica [Delorean, 2manydjs, !!!], algo en lo que antes no invertíamos tanto".

El programa del Vida sigue una cierta lógica narrativa: por la tarde se desarrollan las actuaciones tranquilas, para dar paso en la noche a los grandes nombres y a las apuestas más enérgicas. Este año, los cabezas de cartel absolutos son Wilco, cuyo último disco ('Star wars', del 2015) augura una actuación no tan luminosa como arisca.

Otros nombres destacados del cartel son The Divine Comedy, Manel, Unknown Mortal Orchestra, !!! (por partida doble; harán un 'showcase' gratuito el sábado por la mañana en La Daurada Beach Club), Kiko Veneno, Rodrigo Amarante, Basia Bulat… A los que se unen un puñado de nuevas promesas y un buen escaparate de las escenas catalana y estatal. Por su parte, Poveda apuesta por los héroes del indie 'belga' Balthazar (“perfectos en directo”) y el cantautor folk Villagers, al que cuesta ver por nuestros escenarios.

LA POLÉMICA DEL MOLÍ

El Vida celebró su fiesta de bienvenida del 2015 en el Molí del Mar, vieja sede del Faraday. Era la idea para este año, pero han decidido desestimarla –y mover la inauguración a la Masia– a raíz del caso del Nowa Reggae, cuya licencia municipal fue anulada por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya en base a una denuncia vecinal por ruido. Según Poveda, se debe trabajar para cambiar la normativa: "No tengo nada contra los monumentos, pero se apoya más la cultura muerta que la activa. Y se debe valorar lo que los festivales aportan a nivel de industria, su impacto económico".

(Debajo, la 'playlist' oficial del Vida en Spotify).

Outbrain