Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Entrevista con Beach House. Grupo dream pop

«La idea es hacer música que afecte»

EL PERIÓDICO inicia hoy la cuenta atrás para el festival San Miguel Primavera Sound (del 30 de mayo al 3 de junio) de la mano de Beach House, dúo de Baltimore que desplegará el sublime repertorio de Bloom -para muchos, el mejor disco en lo que llevamos de año- la noche del sábado 2 en el Parc del Fòrum. Al otro lado de la línea, su mitad femenina, la gran Victoria Legrand.

-Cada día estoy obsesionado con una canción distinta de Bloom¿Les pasa a ustedes?

-Cada canción es como un hijo. Las queremos a todas por igual y todo el tiempo¿ Aunque la relación con cada una es diferente. Quizá a alguien les parezcan similares, pero para nosotros cada una es una bestia particular.

-¿Concibieron el disco como una continuación de Teen dream?

-¿Qué quiere decir con continuación? Para nosotros, el disco no se parece a Teen dream.

-Tampoco han cambiado tanto de estilo. Y menos mal. 

-Es la belleza de la música lo que convierte Bloom en un disco distinto al anterior. Yo sé todos los secretos. He estado ahí dentro. Conozco las subidas, las bajadas de cada canción y todo cuanto hemos trabajado en ellas.

-He advertido ciertos cambios¿ Pero no me ha dejado llegar a ese apartado de la entrevista.

-Esa palabra, continuación¿

-De acuerdo, entonces hablemos de progresión.

-Siempre está cambiando algo. Después sale el disco y la gente lo describe como Teen dream 2. 

-Me suena más pop. Juguetonamente pop. Creo que es algo que empezó en White moonde sus sesiones para iTunes, y florece del todo en la melodía girl group de Lazuli.

-Alex y yo, es cierto, hemos aprendido a divertirnos con las melodías. Pero nuestra intensidad es diferente de la del pop clásico. La idea es algo que suene extático e insatisfecho al mismo tiempo, que te desborde con emociones contradictorias¿ Algo que afecte.

-El sonido es cada vez más inasible, pero al mismo tiempo los ritmos son físicos y vibrantes.

-Hemos cambiado los beats prefabricados por la combinación de baterías reales con cajas de ritmo. Sobre lo inasible del sonido, en muchos casos viene de la combinación de cuerdas sintéticas con guitarras procesadas; no sabes dónde empiezan unas y acaban las otras, y el resultado puede ser fascinante. Bloom es superior a nivel de sonido a cualquier otra cosa que hayamos hecho antes.

-También a nivel de composición. Las estructuras son menos cerradas.

-En Teen dream casi todo era fraseo, estribillo, clímax. Aquí hemos usado narrativas bastante más creativas, con giros que no siempre esperas.

-Sin elemento por justificar. Bresson estaría orgulloso.

-Todo tiene un propósito: cada sonido, palabra¿ No nos gusta apilar capas sin dirección. Siempre nos preguntamos: ¿debe este sonido estar ahí? ¿Intensifica de algún modo la emoción? Todo está estudiado. No imaginaría el tiempo que lleva conseguir los efectos vocales que queremos. Y también los tonos de guitarra.

-Algunos cambios de acorde me recuerdan a Badalamenti. ¿Es una influencia?

-No podemos negarlo, aunque en este disco hemos ido, al menos de forma consciente, en otras direcciones. Hemos usado ciertos acordes por primera vez.

-Hablando de compositores de cine: ¿su tío Michel Legrand (Los paraguas de Cherburgo, Verano del 42, El caso de Thomas Crown) le da consejos?

-No... Es un pariente al que hace mucho que no veo.

Outbrain