Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

DECISIÓN POLÉMICA

Toyota estudia apelar la descalificación de Silverstone

El equipo de Alonso y el segundo coche de la firma japonesa fueron sancionados por irregularidades en el fondo plano

El coche sancionado es exactamente el mismo que ganó las dos carreras anteriores, entre ellas las 24 Horas de Le Mans

Fernando Alonso, Sebastien Buemi y Kazuki Nakajima, vencedores, luegos descalificados, de las 6 Horas de Silverstone. / EFE / JAMES MOY

Toyota estudia apelar la descalificación de sus dos coches tras finalizar primero y segundo las Seis Horas de Silverstone, la tercera prueba del Mundial de Resistencia. Los comisarios detectaron índices de flexibilidad por encima de los permitido en el fondo plano de ambos coches al término de la carrera de ayer, y la firma japonesa entiende que ese cambio se produjo por los daños recibidos en esa pieza al pasar reiteraticamente por encima de los pianos del reasfaltado trazado inglés, cosa que, por el tipo de trazado y el modelo de carrera, no se produjo ni en las 6 Horas de Spa ni en las 24 Horas de Le Mans, donde el mismo coche consiguió la victoria.

La prueba finalizó a las siete de la tarde con el equipo de Fernando Alonso, Sebastian Buemi y Kazuki Nakajima como ganadores en lo más alto del podio, por delante del otro Toyota de Mike Conway, Pechito López y Kamui Kobayashi. Horas después, ya pasada medianoche, los comisarios emitieron un comunicado por el que descalificaban a los dos coches y daban el triunfo al coche del equipo Rebellion.

Un pieza clave en resistencia

Los comisarios detectaron una flexión frontal de 9 milímetros (cuando el máximo permitido es de 5), mientras que en el Toyota 7, que podría heredar la victoria de haber estado conforme al reglamento, esa medición arrojaba hasta 8 milímetros en la flexión lateral. El fondo plano resulta clave en el rendimiento de los coches de resistencia. Sin ir más lejos, hay un precedente de una sanción similar al equipo Audi, también en Silverstone, en 2016, aunque en esta ocasión por no respetar el grosor mínimo de esa misma pieza.

Pero en este caso, en Toyota argumenta que esa flexión irregular pudo venir provocada por los daños que sufrió la pieza en ambos coches durante la carrera. Es el mismo caso de otros participantes (el Porsche de Bruni en la categoría GT Pro) y que coincide con el reasfaltado del trazado de Silverstone y con la nueva altura de los pianos, aspecto que ya dio problemas en el Gran Premio de Gran Bretaña de F-1 del pasado mes de julio.

Posible triunfo histórico

Si Toyota, decide reclamar, el resultado será provisional, pero si no lo hace a lo largo del día de hoy, el triunfo será para uno de los prototipos no híbridos, el Rebellion de Laurent, Beche y Menezes, que consigue así un triunfo histórico, el primero de un equipo privado en lucha con los oficiales, que había finalizado a seis vueltas de los dos Toyota

Outbrain