Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

LAMENTABLE ANÉCDOTA EN MISANO

Cuelgan una cabeza de cerdo en los aledaños del 'hospitality' de Márquez

Los seguidores de Rossi, que vive a 12 kms. del trazado de San Marino, no paran de provocar al catalán

Cuando el Mundial visitó Mugello, aficionados italianos construyeron una tumba de Márquez en el circuito

La cabeza de cerdo, colgada en los aledaños del hospitaloty del equipo de Marc Marquez. / ALEJANDRO CERESUELA

Marc Márquez, tetracampeón del mundo de MotoGP, líder del Mundial, con 59 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, que no es otro que el mito italiano Valentino Rossi (Yamaha), que ayer se negó a estrechar la mano del catalán y hacer las paces tras los incidentes ocurridos en el último GP de Argentina, donde el ‘nen de Cervera’ lo tiró, ha visto como algún aficionado o, posiblemente, seguidor del ‘Doctor’, ataba una cabeza de cerdo en una de las vallas que rodea el ’hospitality’ que el equipo Repsol Honda tiene instalado en el ‘paddock’ del Gran Premio de San Marino, que se celebra este fin de semana en el circuito Misano-Adriático ‘Marco Simoncelli’.

Ni Márquez ni los responsables del equipo han querido darle importancia al hecho e, incluso, han recordado que cuando el Mundial visitó el trazado de Mugello, en la preciosa Toscana, ya hubo unos aficionados que, en los aledaños del circuito, construyeron una tumba del campeón catalán.

La cabeza de cerdo, cerca del 'hospitality' del equipo Repsol-Honda de Marc Márquez. / ALEJANDRO CERESUELA

La cabeza de cerdo recuerda a la que un aficionado culé lanzó al Camp Nou, el 23 de noviembre del 2003, en la primera visita del futbolista portugués con la camiseta del Real Madrid después de haber fichado por el equipo del Santiago Bernabéu, en lo que toda la afición barcelonista consideró una gran traición.

Aquella anécdota ha durado años y años, representando el enorme enfado que la afición culé sufrió cuando uno de sus jugadores favoritos decidió cambiar de bando, pese a haber dejado 10.000 millone de pesetas en caja, cosa que la directiva de aquellos tiempos, presidida por Joan Gaspart, no supo aprovechar.

Esta es la tumba de Marc Márquez que aficionados italianos construyeron en Mugello. / EL PERIÓDICO

Preguntado, el pasado jueves, si temía volver a correr en el ‘jardín de Rossi’, pues el ‘Doctor’ vive a solo 12 kilómetros del trazado de San Marino, Márquez dijo que el ambiente, aunque fuese hostil, en el sentido de que sabe que le van a pitar durante entrenamientos, carrera y, por supuesto, si logra subirse, de nuevo, al podio. Márquez ganó, el pasado año, por delante de las dos Ducati, la ‘satélite’ de Danilo Petrucci y Andrea Dovizioso.

Evidentemente, tanto Márquez como el equipo Repsol-Honda no le dan importancia al hecho e, incluso, ha habido quien considera que la cabeza de cerdo está más cerca del ‘hospitality’ del LCR, del italiano Lucio Cecchinello, que del de Repsol-Honda.

Outbrain