Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

GP DE SAN MARINO DE MOTOGP

Rossi se niega a hacer las paces con Márquez

El tetracampeón catalán, que lleva tiempo intentándolo, le ha ofrecido su mano, en la conferencia de prensa de hoy en Misano, y el 'Doctor' la ha rechazado

"No tengo problemas, estoy bien, soy lider, soy feliz, correré para ganar y ya pedí perdón en Argentina por mi error", dice Marc, que ha decidido pasar página

Rossi niega la mano a Márquez, ante la carrera más especial del año. / MOTO GP / MOVISTAR

La noticia es que Valentino Rossi (Yamaha) sigue sin querer hacer las paces con Marc Márquez (Honda). La noticia es que el tetracampeón catalán sigue ganando carreras, sumando podios y liderando el Mundial de MotoGP, con 59 puntos (más de dos victorias de diferencia, 50 puntos) sobre el segundo de la general, que no es otro que el nueve veces campeón del mundo, que lleva nueve años sin repetir título. La noticia es que por tres veces en los últimos quince días, Márquez, que ya pidió perdón y le fue rechazado tras su error en Argentina, donde fue demasiado agresivo y tiró al ‘Doctor’, ha expresado su deseo de sellar las paces a nivel público y olvidar lo ocurrido. Pero Rossi no quiere y punto.

Hoy, en la conferencia de prensa del Gran Premio de San Marino, que se corre este fin de semana en el circuito Misano-Adriático ‘Marco Simoncelli’, a 12 kilómetros del ‘imperio Rossi’, de la casa de ‘Vale’ en Tavullia, Márquez le ofreció, por vez primera en público, la mano a Rossi y el campeón italiano le hizo el feo de no cogérsela, añadiendo “no hace falta estrechar la mano para hacer las paces”. Pero se lo dijo de tal manera que, en efecto, se vio que nunca más recogerá ese guante, lo que dejó bastante parado al tetracampeón catalán que, hace quince días, en declaraciones a Sky Italia TV ya dijo que no esperaba que Rossi le volviese a invitar a su rancho para correr con él y, hace 48 horas, repitió, a la salida de la audiencia con el Papa Francisco, en TV8 de Italia, repitió que le encantaría hacer las paces con Valentino.

"Ya lo habeis visto, no ha podido ser", parece decir Márquez tras el rechazo de Rossi. / ALEJANDRO CERESUELA

Márquez tuvo hoy el gesto con Rossi, sentado a su izquierda, como respuesta a una pregunta de si le gustaría reconciliarse con el italiano. Le gustaría tanto, vino a expresar el tetracampeón catalán, que, de forma espontánea, le extendió su mano derecha y Rossi se la negó, con cara de pocos amigos.

Reacción inmediata

“Cuando me lo has preguntado”, le dijo al enviado especial del diario madrileño ‘As’, “me he venido arriba pero, bueno, ya veis, no ha querido estrechar mi mano. No pasa nada, todo sigue igual. No ha habido manera de que hiciésemos las paces en público. La vida sigue”, fue la primera explicación de Márquez ya ante el grupito de enviados especiales de lo medios españoles.

“Yo no tengo problema alguno con él. Cometí un error, asumí mi culpa, pedí disculpas al acabar la carrera de Argentina, se me negaron y punto. Estoy contento, estoy feliz, soy el campeón, soy líder del Mundial, la vida me va bien y, en su momento, ya asumí mi culpa”, siguió contando Márquez, que recordó que llega a Misano, el ‘jardín de Rossi’, donde la afición le pitó, el pasado año, cuando ganó, como líder del Mundial y con un buen puñado de puntos sobre sus perseguidores. “Todo va bien, estamos pilotando muy bien, somos competitivos en todos los circuitos así que calma y tranquilidad.

"Creo que el gesto de Marc ha estado inspirado por el Papa. Es como la película 'The Blues Brothers', cuando entran en la iglesia, ven un rayo de sol y dicen 'he visto la luz'"

Valentino Rossi

Piloto oficial del equipo Movistar Yamaha

Sobre la posibilidad de volver a competir, a pilotar, a enfrentarse a Rossi con el público en contra, Márquez dijo que “todo eso me motiva aún más”. “El año pasado, en efecto, la gente me pitó, pero yo acabe ganando y salí líder de aquí. Este año todo es distinto, llegamos como líderes, con una importante ventaja, y, por tanto, lo que hay que hacer, creo, es seguir atacando porque es la mejor manera de defender el liderato. Debo tener paciencia y seguir sacando lo mejor de mí. Prepararme para el podio y, si se puede ganar, ganar. Si podemos aumentar, aunque solo sea tres puntos, la ventaja sobre el segundo, maravilloso”.

Preguntado sobre si no le extraño no ver a Valentino Rossi en la audiencia de MotoGP en el Vaticano, Márquez dijo: “No sé, no sé por qué no fue, sé que estaba convocado pero no quiso ir. Él, como todos, es libre de escoger los eventos a los que va. La verdad es que me pareció una oportunidad única de vivir un momento único, irrepetible, seguro. Fue todo muy agradable, entrañable y hermoso. El Papa Francisco sabía mucho de MotoGP, nos conocía a todos y tuvo con todos nosotros un trato fantástico”.

La ironia de Rossi

Cuando se le preguntó si era creyente e, incluso, por si la pregunta le era embarazosa se le dijo que si no quería responder, no respondiese, Márquez, con su simpatía habitual y su eterna sonrisa, dijo: “Sí, sí, responderé. Creyente, creyente…digamos que, como muchos de nosotros ¿verdad?, pido cosas. Tampoco soy muy extremista en eso. Mi abuela siempre me lo inculcó y, sí, suelo pedir cosas”.

Preguntado Rossi sobre su gesto, el ‘Doctor’ ironizó, técnica muy habitual en él, con la posibilidad de que la visita al Papa Francisco hubiese transformado a Marc Márquez o le hubiese abierto los ojos. “No sé, tal vez ha sido el Papa el que le ha hecho hacer ese gesto. Tal vez le ha ocurrido como a los hermanos de la película ‘The Blues Brothers’, una de mis favoritas, cuando entran en la iglesia y mientras suena la música y ven un rayo de sol, gritan ‘he visto la luz’. Tal vez, sí. Para mí, repito, esto de hacer las paces no es tan importante. Puedo vivir sin estrechar esa mano. Lo importante es comportarse con profesionalidad en la pista”.

Lorenzo critica a Rossi y Márquez

Antes de que abandonase la sala de prensa del circuito de Misano-Adriático, también se le pregunto al tricampeón mallorquín Jorge Lorenzo (Ducati) cómo vio el incidente. “Yo creo, pero es mi opinión muy personal, que los dos se equivocan. Valentino porque debería darle la mano a Marc y acabar con el asunto. No sé, parece una pelea deniños pqeuños. Y Valentino también se equivoca porque ha vuelto a perder una excelente oportunidad para decirle a sus aficionados que no deben pitar a los demás pilotos, que no han hecho nada para merecer esos pitos”.

Respecto a Márquez, Lorenzo dijo que “su error es darle demasiada importancia a todo lo que se refiere a Valentino. Me da la sensación de que a Marc le afecta mucho todo lo que haga Valentino y tendría que pasar de todo lo que haga o diga Rossi. ¿No lo quiere saludar?, vale, pues que no le saluder. Que pase de todo, que siga su camino. Y punto”.

Outbrain