Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

GP DE CATALUNYA DE MOTOGP

Lorenzo y Márquez empiezan a hacerse amigos en Montmeló

El tricampeón mallorquín y el tetracampeón catalán de MotoGP protagonizaron una calificación impresionante en el Circuit y compartirán la primera fila

Lorenzo y Márquez bromearon y se saludaron en el 'corralito', conscientes de que, a partir de ahora, todo el mundo los verá como la pareja de moda

Jorge Lorenzo (Ducati) y Marc Márquez (Honda), primero y segundos mañana en la parrilla de Montmeló, se saludan tras su exitosa calificación de este mediodía. / ALEJANDRO CERESUELA

Jorge Lorenzo (Ducati) y Marc Márquez (Honda) ya van de la mano, juntitos pero no revueltos. Lorenzo, despreciado por la firma de Borgo Panigale (Italia), pese a pagarle el mayor sueldo del ‘paddock’ de MotoGP (12.5 millones de euros por temporada), no solo ganó, hace quince días con exhibición incluida en Mugello (Italia), la semana que anunciaron su despido, sino que parece haberse convertido, pese a estar a 54 puntos del tetracampeón catalán en la general, en el rival más peligroso de todos.

Ambos han protagonizado hoy, en el Circuit de Catalunya, una tanda de calificación impresionante, los dos. Al final, en una última vuelta extraordinaria, Lorenzo ha logrado su primera ‘pole position’ desde hace 19 meses (Cheste, Valencia, 2016, Yamaha) con 1.38.680 minutos, 66 milésimas de segundo menos que Márquez, que por poco se traga a Danilo Petrucci (Ducati) en su último intento (“no, no, no iba a lograr la ‘pole’ y tampoco fue culpa de ‘Petrux’”) y que mañana (14.00 horas, Movistar MotoGP TV) será el jamómn entre dos ‘Desmosedici’, la del tricampeón mallorquín y la del actual subcampeón de MotoGP, Andrea Dovizioso, que se quedó a 0.243 segundos de los dos protagonistas del día.

Lorenzo llevaba 19 meses (Valencia-2016) sin lograr la 'pole' y ha demostrado estar en una forma excelente

Lorenzo, que ya empieza a estar harto de Ducati y se lo pasó en grande en el ‘corralito’ de MotoGP chocando su mano con Márquez y bromeando en plan colegas (la cosa cambiará la próxima temporada, no lo ducen), dijo que su primer juego de ruedas no estaba para arriesgar y que prefirió jugárselo todo con el segundo. “Eso sí, estoy listo para intentar repetir, en casa, en Montmeló, ante nuestra afición, una carrera, una escapada, como la de Mugello, aunque sé que es muy, muy, difícil y más viendo que hay varios pilotos, por supuesto, Marc y ‘Dovi’, que tienen muy buen ritmo”.

Los trucos de Marc Márquez

Márquez, que hay quien opina que hizo el pícaro y se clasificó mal para ser ‘castigado’ a pasar a la Q1, es decir, a la repesca de los menos buenos (“tuve un cuarto de hora extra y probé las cosas que mejor me iban para la calificación definitiva”), estaba muy feliz. Se cayó por la mañana (ya suma 10 caídas este año) y, la verdad, sabía que le costaría mucho alcanzar la primera fila. “Hubiese firmado este segundo puesto a ciegas. Aquí las Ducati parecen que tienen un poquito más que los demás, pero aquí estamos, en primer fila, entre Jorge y ‘Dovi’, dando el callo”.

Marc Márquez (Honda), en la pantalla de la recta de meta de Montmeló en su vuelta rápida. / EMILIO PÉREZ DE ROZAS

Dovizioso, en efecto, reconoció que, tal vez, la ‘Desmosedici’ es la moto que mejor se adapta a este trazado. “Pero la carrera de mañana será muy dura, con calor y veremos cómo acaban los neumáticos”, comentó el líder hasta ahora de la firma italiana. “Si estamos en primer fila es porque tenemos velocidad, ahora hay que pensar muy bien qué estrategia escogemos”.

Las dos Yamaha oficiales volvieron a fallar y Maverick Viñales arrancará desde la segunda fila, a casi medio segundo de Lorenzo, mientras que Valentino Rossi ha tenido que conformarse con el séptimo mejor tiempo, a 0.586 segundos del mallorquín.

Outbrain