Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

LA RESACA DEL GP DE ARGENTINA

Honda confía ciegamente en la reacción de Márquez

Los responsables del equipo campeón del mundo de MotoGP están convencidos de que Marc superará la presión a la que le somete Rossi

"No veo la manera de aconsejar a alguien que ha ganado ya seis títulos mundiales", señala Alberto Puig, responsable deportivo de Honda

Marc Márquez y Alberto Puig, nuevo director deportivo de Honda, conversan amigablemente en los entrenamientos de pretemporada de Malasia. / ALEJANDRO CERESUELA

Marc Márquez y todo su equipo están absolutamente convencidos de que el tetracampeón del mundo más joven de la historia de la categoría ‘reina’ está preparado tanto física como técnica y psicológicamente para soportar la presión que Valentino Rossi ha decidido lanzar sobre él para intentar desestabilizarle e impedir que consiga su quinto título mundial de MotoGP en los seis últimos años. “La remontada y la determinación, cierto, con exceso de fogosidad, con la que corrió Marc en Argentina y, sobre todo, la velocidad a la que lo hizo, un segundo por vuelta más rápido que los demás, demuestran que Marc está listo para pelear por la victoria en cualquier trazado”, señaló ayer a El Periódico un miembro del equipo del ‘nen de Cervera’. Márquez, que se encuentra en Brasil protagonizando un evento, volverá a competir, como el resto de pilotos de MotoGP, la próxima semana en el trazado de Austin (Texas, EEUU) donde nunca ha perdido.

La opinión de Alberto Puig

“No creo que Marc necesite consejo alguno”, ha comentado el expiloto Alberto Puig, nuevo director deportivo del equipo Repsol Honda, campeón del mundo de MotoGP. “No tengo por qué decirle nada. Es más, no veo la manera de aconsejar a alguien que, a los 25 años, ya lo ha ganado todo y suma seis títulos mundiales, cuatro de ellos de MotoGP. Lo único que se me ocurre decirle es: intenta volver a ganar”. La idea que defiende Puig es plenamente compartida por todo el equipo Honda desde Tetsuhiro Kuwata, máximo responsable de la estructura japonesa, a Emilio Alzamora, manager del tetracampeón, así como Santi Hernández, ingeniero jefe del ‘team’ de Marc.

Marc Márquez (Honda) se disculpa tras tocar a Valentino Rossi (Yamaha). / EFE / nicolas aguilera

Todos ellos comparten la teoría de que lo ocurrido en parrilla, tal y como declaró Márquez después de la carrera, pudo haber descentrado a Marc y, sobre todo, haber aumentado su ansiedad por recuperar el terreno perdido. “Valentino, que es quien más experiencia tiene, sabe que estas cosas ocurren en las carreras. Y, desde luego, lo que no pensamos es que nuestro piloto estuviese fuera de control”, añadió Puig en su comparecencia ante los medios en Termas de Río Hondo. Y, por supuesto, el equipo Repsol Honda comparte las explicaciones dadas por Márquez en el sentido de que fue mayor su error al chocar con Aleix Espargaró que en el toque con Rossi.

“Marc tiene ya 25 años y mucha, muchísima, experiencia en el Mundial. Lo ocurrido en el 2015 le curtió muchísimo y, sobre todo, conoce perfectamente cómo se comporta Rossi y el poder de convocatoria y mediático que posee, así que nada de lo ocurrido ni nada de lo que pueda suceder le afectará. Él sabe, perfectamente, como manejarse en estas situaciones y todos sus compañeros saben que si tiene algo que decir, lo dirá en la reunión de pilotos del viernes de Austin”, señaló la misma fuente del equipo campeón.

"Lo único que se me ocurriría decirle a Marc es que intente ganar, de nuevo, en Austin. No es cierto que nuestro piloto estuviese fuera de control en Argentina"

Alberto Puig

Director deportivo del equipo Repsol Honda

Lo que es evidente es que en el seno del ‘team’ Honda están seguros de que Márquez y su RC213V están a un gran nivel y eso les permitirá afrontar las próximas carreras con la seguridad de que pueden pelear siempre por el podio. El arranque del campeonato ha sido, en ese sentido, admirable. En Catar, un trazado que nunca ha beneficiado al pilotaje de Márquez ni tampoco a las características de su Honda, Márquez acabó pegadito a Andrea Dovizioso, que mostró su admiración por la carrera del tetracampeón catalán. Y el domingo, en Termas de Río Hondo, Márquez era tan superior al resto que, saliendo último, pudo llegar hasta la quinta plaza, rodando un segundo y pico por vuelta más rápido que los demás. En seco, su victoria hubiese sido también más que probable.

El último récord de Márquez

El problema es que Márquez quería evitar la presión añadido, ya sufrida la pasada temporada, de empezar a arrastrar ceros en su casillero. El pasado año, el piloto de Cervera conquistó su cuarto título con tres ceros, siendo el australiano Mick Doohan, piloto también de Honda en 1998, el último en conseguir una gesta parecida. Márquez, que de momento ha visto reducido el número de caídas, cosa que también le preocupaba mucho con respecto al año pasado, cuando se cayó 27 veces, espera regresar a la senda del triunfo en uno de sus circuitos preferidos, el de Austin, donde siempre, siempre, ha sido el primero, incluso en los entrenamientos.

Outbrain