Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Las playas aprueban con nota

Los usuarios han puntuado la costa metropolitana con un 7.8, la más alta hasta la fecha

Robert Ramos

El pasado viernes 1 de julio se daba el pistoletazo inicial al arranque de la temporada de playas. Durante la presentación oficial del Verano Metropolitano en la playa de Castelldefels, el gerente del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Ramon Torra, ha querido poner en valor el trabajo del servicio de playas del AMB que, actualmente, celebra 20 años velando para obtener un litoral metropolitano de calidad.

«Las playas son un espacio natural que habíamos perdido y que ahora hemos recuperado», explica Torra. «La biodiversidad de nuestro territorio es un elemento enriquecedor fundamental - añade - Y gracias a los años de trabajo los espacios verdes metropolitanos son un ejemplo de ecología, ocio y producción». 

Asimismo, la propia ciudadanía ratifica las palabras del gerente del AMB ya que, durante la temporada de verano de 2016, la afluencia en las playas metropolitanas alcanzó los 10,5 millones de personas (contando las playas de Barcelona), lo que representa un 20% más de usuarios que en 2014.

VALORACIÓN POSITIVA

La percepción de la calidad global de las playas del área metropolitana ha ido aumentando progresivamente desde el 2007, cuando las playas se valoraban con 6,5 puntos de media. No obstante, ha habido un salto cualitativo en estos últimos nueve años ya que, según la presentación de resultados del estudio “Playas del área metropolitana”, la valoración general de los usuarios en el 2016 ha sido de 7,8 puntos: la puntuación más alta de todas las ediciones hasta el momento.

Asimismo, el 88% de los encuestados valoran la playa que están visitando con puntuaciones entre el 7 y el 10 y un 24% las puntúa con un 9 o un 10. Sólo un 0,8% del total de los usuarios suspende estos espacios, concentrados en algunos puntos específicos como los lavabos. 
Pero en el estudio presentado por el Área Metropolitana de Barcelona también destaca un índice de satisfacción del 110%. Un hecho que se traduce en que la calidad de las playas percibida por los usuarios in situ es muy superior a las expectativas previas antes de llegar.

El acceso, la tranquilidad y las condiciones paisajísticas de las playas siguen siendo los aspectos mejor valorados por los encuestados. 
En cambio, la proximidad, que siempre había sido de los más apreciados, pasa a la quinta posición pero manteniendo la misma puntuación (7,7 puntos). Le ha sobrepasado la información del estado del mar, uno de los aspectos en los que más ha cambiado la opinión de los usuarios, pasando de 6,9 puntos en el 2014, hasta los 7,8 puntos en el 2016.

Los aseos siguen siendo el punto más débil, aunque por primera vez aprueban con 5,5 puntos de media, y mejoran la valoración global de 2014 en más de 1,1 puntos. Los juegos infantiles o deportivos, la seguridad y la limpieza del agua son los otros aspectos con puntuaciones más bajas (entre el 6,5 los juegos y los 6,9 la limpieza agua), aunque todos mejoran la puntuación de 2014. 

SUPERANDO EXPECTATIVAS

Todos los municipios del litoral metropolitano superan las expectativas de sus usuarios y mejoran las puntuaciones globales de hace dos años. En este sentido, destaca la subida de siete décimas de punto en el caso de El Prat, Gavà y Castelldefels.

«Desde hace mucho tiempo, trabajamos conjuntamente con el AMB a nivel de medioambiente, turismo y promoción económica para mantener nuestra playa en las mejores condiciones», explica la alcaldesa de Castelldefels, Maria Miranda. 

Precisamente, la presentación del Verano Metropolitano de este año se ha llevado a cabo en Castelldefels porque la suya es un buen ejemplo de las tres tipologías de playa: el componente urbano, ya que se encuentra ante el frente marítimo con un paseo remodelado; la naturalización, por su importante extensión de dunas híbridas que han recuperado la biodiversidad; y al mismo tiempo es un espacio público idílico para ir en familia, ya que cuenta con todos los servicios y usos posibles. «Ahora la playa es nuestra joya de la corona», concluye Miranda.

Outbrain