Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Futuros retos metropolitanos

El AMB lidera un congreso internacional sobre los retos de la Nueva Agenda Urbana

«Pensar globalmente y actuar localmente» ha sido el leit motiv más escuchado en el congreso internacional Post Habitat III. Future challenges of the metropolis: a contribution to the New Urban Agenda, liderado por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), el 22 y 23 de mayo en el l’Espai Francesca Bonnemaison de Barcelona. 


En este congreso internacional, formado por casi 30 conurbaciones urbanas mundiales y más de 200 asistentes, se ha debatido sobre los retos de las ciudades del futuro, desprendidos de la cumbre de Quito del pasado 2016. Unos retos a los cuales el AMB quiere aportar su visión y compartir su conocimiento con otros actores internacionales.

CAMBIO DE PARADIGMA

Actualmente, la población mundial está creciendo de forma exponencial, sobre todo en el sur; y se espera que, en el 2050, el 75% de la población ya esté asentada en ciudades. La incógnita a despejar será el papel de éstas dentro del nuevo contexto global. 

No obstante, las grandes metrópolis ya están viviendo una serie de escenarios a los que hay que poner solución inmediata. Los inmensos suburbios, la contaminación atmosférica y la gestión del suministro del agua son sólo algunos ejemplos. «El margen de maniobra es mínimo, y todo dependerá de cómo organicemos las ciudades el día de mañana», afirma el director de la Agencia de Ecología Urbana de Barcelona, Salvador Rueda.

Durante su intervención en el congreso, Rueda ha hablado sobre la necesidad de un «cambio de paradigma», una transición que estamos viviendo actualmente con el paso de una sociedad industrial a una digital, con el conocimiento como eje central y transformador. Según el experto debemos desplazarnos hacia un esquema de sostenibilidad que permita incrementar la organización urbana pero, a la vez, reducir el consumo de recursos para mantener esa organización.

LAS CLAVES

Para hacer frente a los retos de las ciudades del futuro, primero hay que identificar los elementos clave de la agenda metropolitana (elementos que el AMB ha materializado en la hoja de ruta presentada en el congreso). Éstos son: la sostenibilidad, la planificación urbana, la cohesión social y el desarrollo económico. 

Asimismo, el ente metropolitano propone abandonar la lógica lineal, como forma tradicional de solucionar los problemas de las urbes, por una «visión transversal»«Una forma de ciudad inteligente que se construya graciasa la participación ciudadana y a la gobernanza metropolitana con el empoderamiento colectivo», agrega el vicepresidente de Internacional y de Cooperación del AMB, Alfred Bosch. En definitiva, el objetivo final es crear un modelo de gestión de las urbes compacto en su morfología, complejo en su organización, eficiente metabólicamente y cohesionado socialmente. Se trata de repensar la ciudad como un ente ecosistémico sostenible.

En relación a la planificación urbana y metropolitana, la hoja de ruta presentada en el congreso propone promover modelos de ciudad metropolitana compacta que generen equidad y reduzcan los desequilibrios económicos, creando cohesión e igualdad entre los ciudadanos. En otras palabras, hay que buscar el equilibrio en cada isla urbana para que haya espacios para competir económicamente y llevar una vida ciudadana totalmente desarrollada pero, a la vez, también tenga «lugares de descompresión», como los espacios verdes y zonas para la interacción social.

Finalmente, la cohesión social requiere crear espacios de convivencia que garanticen diversidad y democratizar los espacios públicos con seguridad. Todo ello a través de políticas de cohesión que vayan desde el tejido social de los barrios hacia las instituciones y administraciones. «Hay que mezclar rentas, edades, etnias y culturas - concluye Rueda - Esa es la base de la convivencia porque cuando segregamos siempre se genera exclusión social».

Outbrain