Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Familia desahuciada

El Ayuntamiento de Mataró culpa la Generalitat del caso de la familia sin techo

El consistorio ha realojado los padres y los dos hijos menores a un camping por falta de viviendas de propiedad pública y camas en el Centro de Acogida

Said Temsamani y su familia en el camping. / TV3

Después que se conociera que una pareja de Mataró, con dos hijos menores, dormía desde hacía una semana en un coche o en la playa por falta de un techo donde cobijarse, el Ayuntamiento de la capital del Maresme ha recordado que las competencias en materia de viviendas son exclusivas de la Generalitat de Catalunya y ha asegurado que los Servicios Sociales locales, dentro de sus capacidades, desde hace meses que dan soporte y ayudas económicas a dicha familia.

Desde fuentes consistoriales, han explicado que el pasado mes de mayo el Ayuntamiento presentó propuesta a la Generalitat para que Said Temsamani y su familia pudieran optar a una vivienda de la Mesa de Emergencia de la Agencia de la Vivienda de Catalunya. Ella recibe una ayuda por un accidente laboral y él un subsidio, pero nadie les alquila un piso porqué no tienen contrato laboral. Delante de esta situación, la comisión de dicha institución informó favorablemente sobre la adjudicación de una vivienda social, pero la familia a día de hoy aun está a la espera.

Todo lleno

El Ayuntamiento de Mataró ha recordado que a finales de 2017, Bienestar Social tenía detectadas en la ciudad 180 familias con necesidades relacionadas con la vivienda, pero el parque  de pisos de titularidad municipal solo es de 265. Una cifra insuficiente. Por esta razón, delante de los casos de urgencia, como fue este porqué había menores implicados y el desahucio del hogar familar ya se había producido, fueron derivados al Centro de Acogida municipal, pero en caso de estar lleno, como también ocurrió, se les busca un alojamiento temporal, hostal o pensión.

Finalmente, como "última alternativa posible", según el consistorio, la familia ahora ha sido realojada temporalmente en un bungalow de un camping del Maresme a la espera de un piso definitivo. Temsamani, que hace veinte años que vive en Catalunya, en declaraciones a TV3, ha lamentado la falta de sensibilidad de muchos propietarios de viviendas cuando se encuentran con familias como la suya: "El propietario me dijo: si no hay contrato fijo, no hay nómina y no hay piso”. La familia en este momento duerme bajo un techo, pero con una nube de incerteza encima.

Más noticias de Mataró en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA

Outbrain