Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CONTRA LA DISCRIMINACIÓN

La igualdad de género prepara sus colonias de verano

Fundesplai encara sus convivencias veraniegas poniendo el acento este año en la educación en la igualdad de género y la violencia cero

Lo hace con la propuesta educativa 'EnCORatja't', que durante el curso ha regido las actividades en escuelas y 'esplais'

Ninguna cárcel interna debería impedir la felicidad de un menor, de ninguna persona, por el hecho de sentirse diferente al resto, en cualquier aspecto, físico o emocional. Y autocensurarse por ello en un infierno interior de silencio y dolor por miedo a la burla o el desprecio es reacción común en las etapas más vulnerables de la infancia y la juventud, una reacción muy humana, pero nada saludable para las personas y, en consecuencia, para la sociedad. Por ello es necesaria conciencia social sobre el derecho a vivir la diferencia y la riqueza que supone para todas y todos asumirla como una parte más de la normalidad.

Expresar y respetar sentires, deseos y miradas diversos crea la igualdad real. A este tan digno reto para la humanidad Fundesplai le ha dado forma con una propuesta educativa. La ha llamado EnCORatja’t porque requiere del impulso del corazón, ese corazón metafórico que nos lleva a sentir, y también el más mecánico sin el cual no hay acción. EnCORatja’t es también una llamada al coraje, a la valentía de expresar sin miedo el sentir particular, a detectar el acoso y denunciarlo, y a asumir y defender el respeto de toda diferencia, dentro y fuera de cada cual.

Desde el pasado inicio de curso, escuelas y centros de 'esplai', a través de monitores preparados previamente para ello, han hecho de todas las horas de ocio de cerca de 85.000 niños y jóvenes una plastilina para modelar ese gran mensaje de igualdad de género y rechazo de la violencia. Y a las puertas del verano, las colonias quieren serlo también, un borrador del acoso a la diferencia y un transformador de lo diverso en normalidad.

Es necesario. “Según datos de estudios publicados en diferentes medios, el 'bullying' entre los jóvenes crece y, lo que es peor, una de cada tres personas jóvenes no identifica el acoso. Por ello, en parejas muy jóvenes vemos cómo se reproducen conductas machistas que creíamos superadas”, introduce el responsable de estudios del Centre de Formació de Fundesplai, y de la propuesta EnCORatja’t, Marc Alcaraz.

“Durante dos años, ponemos el foco en los valores de la igualdad de género y en construir entornos seguros LGTBI y sus familias, así como el fomento del respeto y la acogida de los diversos modelos de familia”. Todo ello ha emanado de actividades preparadas a conciencia con la ayuda de asesores en igualdad de género, como la investigadora en Coeducación, Núria Solsona. La especialista en igualdad de género felicita la iniciativa de Fundesplai de avanzar en la defensa de esa justicia, “importantísima, que también deberían asumir medios de comunicación y el espacio internet”, apunta la doctora en Ciencias de la Educación y miembro de la cooperativa que trabaja para la transformación educativa desde la igualdad de género, Cooeducació.

Colaboración con padres y escuelas

“La colaboración y coordinación con Ampas y escuelas es también muy importante”, añade Solsona. Habla de elegir con atención y conciencia cuentos en los que los protagonistas sean héroes de la igualdad de género y se discriminen positivamente roles y diversidad, y se descarten lecturas, películas o canciones que perpetúen estereotipos de género machistas y violentos. “El patio donde tiene lugar el juego en la infancia y adolescencia nos habla de esos estereotipos: los niños ocupan todo el espacio central con el balón de fútboL, y así hemos aprendido a que los hombres toman ese centro del juego y las mujeres quedamos relegadas a la periferia, donde no molestemos”, expone Núria Solsona. Más gráfico imposible.

Uno de cada tres jóvenes no identifica el acoso y en las parejas se reproducen conductas machistas.

Fundesplai aprovecha su rol de acompañar todos esos tiempos de ocio y el patio de juego para rociar de igualdad infancia y juventud con propuestas lúdicas, que limpien de acoso, 'bullying' y desigualdad su convivencia. Así lo harán también durante sus colonias de este verano para 68.000 chavales. Desde compartir equitativamente entre niños y niñas las tareas domésticas, como preparar y recoger la mesa, labores de limpieza –tal como siempre han hecho en la convivencia veraniega, en campos de trabajo y 'casals'-, para que quede asimilado que es responsabilidad por igual, hasta participar en actividades que focalizan el tema de manera directa, como el análisis de las letras de canciones cargadas de estereotipos de género y que son parte de la banda sonora de esa infancia y adolescencia que nos rodea.

Hacer de esa convivencia un entorno seguro para quienes viven la sexualidad desde patrones diversos, como el colectivo LGTBI es otro de los grandes retos de Fundesplai. “En ello, monitores, formadores y maestros tienen un rol importantísimo a jugar para que la naturalidad defina el contexto en el que niñas y niños puedan hablar abiertamente, sin temor, de su condición como personas homosexuales, que hablen de sus parejas del mismo sexo sin miedo a ser juzgadas o menospreciadas por ello”, explica Marc Alcaraz. Lo dice a conciencia. “Yo soy gay, y desde los 4 años he vivido el mundo del 'esplai' y las colonias. Hace una docena de años que me expreso sobre ello con toda naturalidad”, dice. Admite que en la escuela religiosa a la que fue no se sentía tan cómodo, “a pesar de que se hacía bandera de los valores”, cuenta. El 'esplai' era otra cosa. Por ello, hoy desde Fundesplai defiende que hablar abiertamente y sin complejos de la condición sexual, empezado por monitores, maestros y padres, como referentes importantísimos en la infancia, es el camino real hacia una verdadera igualdad.

“Para poder trabajar la violencia machista con profesores y monitores deconstruimos los estereotipos machistas para no reproducirlos, tomando consciencia de qué comunicamos y qué no”, expresa Maritza Buitrago, otra de las expertas en igualdad de género que han asesorado a Fundesplai para hacer el aterrizaje en el problema con aprendizajes aportados en las propias actividades de ocio. “Faltaba la mirada de género en ese ámbito, porque en él, los menores se socializan de manera muy diferente de cómo lo hacen en los centros educativos”, señala. Buitrago está al frente de las áreas de Coordinación de proyectos de prevención y voluntariado de la Plataforma Unitària contra les Violències de Gènere www.violenciadegenere.org, que reúne a una veintena de entidades especializadas en prevención de las actitudes y conductas machistas. “Con chicos y chicas y ahora también con familias programamos sesiones de trabajo para completar el ciclo”, explica Maritza Buitrago. “Estamos en un momento social muy positivo para que también las propias familias se sientan llamadas, cada padre y madre, a deconstruir también mensajes y actitudes contradictorios respecto a la igualdad”, añade la experta.

Las colonias de verano son espacios propicios para conocer y asentar buenas prácticas. Chicas y chicos conviven durante varios días con hábitos saludables que les ayudan a descubrir los beneficios de la dieta mediterránea y los alimentos de proximidad. Valores como la propia autonomía y la participación se sitúan también a primera línea en esa convivencia. Y el respeto a cada compañero y compañera toma este año su protagonismo con la propuesta EnCORatja’t.

Outbrain