Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

ENCUENTROS DE ECONOMÍA

Juan Jesús Domingo (Mémora): «El I+D está en casi todo lo que hacemos»

Entrevista con el consejero delegado de Mémora, grupo funerario líder del sector en España

JOAN CORTADELLAS

SALVADOR SABRIÀ: ¿Cómo evoluciona en la actualidad el grupo?

JUAN JESÚS DOMINGO: En este sector, la evolución del negocio y los resultados está muy condicionada por la mortalidad que se produce donde operamos. El 2013 y el 2014 tuvimos dos años de mortalidades en la banda baja de lo que suele ser en España y Portugal, donde operamos. En España se producen unas 400.000 defunciones anuales y en los dos últimos años la cifra ha estado más cerca de 380.000 o 390.000 que en la banda de los 400.000. El año pasado, por tanto, repetimos nuestra cifra de resultados con un crecimiento de facturación aproximado del 3,5%.

S. S.: ¿Y este año?

J. J. D.: Este año, con una mortalidad más en la banda habitual, creemos que el crecimiento será de dos dígitos tanto en los ingresos como en los resultados.

S. S.: ¿Les ha afectado la crisis como a otros sectores?

J. J. D.: Sí. Además nos ha afectado doblemente porque en el 2012 se produjo la subida del IVA, del 8% hasta el 21% para los servicios funerarios. En Portugal, en cambio, no hay IVA para los servicios funerarios, que es lo que sucede en la mayor parte de Europa. Lo que sí existía en Portugal era una subvención significativa del Estado a las familias para servicios funerarios. Con la situación financiera que ha vivido el país en los últimos años, por indicaciones de la troika, tuvo que reducirlas. Por lo tanto, el mismo efecto que tuvimos en España por el incremento del IVA lo tuvieron las familias portuguesas por la reducción de las subvenciones. Todo ello lo que hizo fue congelar el gasto que las familias dedican al servicio funerario.

S. S.: Eso supongo que les llevó a crear facilidades como la financiación…

J. J. D.: Tenemos dos fórmulas básicamente. Una es la de otorgar financiación a las familias para que puedan asumir el gasto en un periodo de pago largo sin intereses. Una parte de las familias tienen interés en este tipo de fórmula financiera.

S. S.: ¿Y la otra? 

J. J. D.: En el mercado español prácticamente el 60% de las familias tienen algún seguro que cubre estos gastos. Pero el 40% sí que pagan porque no lo tenían cubierto. A su vez, las personas más mayores ya no tienen capacidad de contratar un seguro y por eso introdujimos hace dos años por primera vez en el mercado español una fórmula muy extendida en otros países: la contratación en vida. El beneficiario lo deja todo pagado y organizado.

ENRIC HERNÀNDEZ: ¿Se contrata mucho este servicio?

J.J.D.: La contratación en vida aún es una parte pequeña. Incorporamos unas mil familias al año. Está muy ligada al testamento vital o las últimas voluntades. El nivel de valoración que se hace de nuestro servicio es de notable alto. Pero en aquellas familias en las que el fallecido eligió la contratación en vida la valoración está entre el 9,4 y 9,6 sobre 10 porque viven con menos angustia y tensión esos momentos.

E. H. : ¿Se puede innovar en un sector como el funerario?

J. J. D. : Visto desde fuera, puede parecer muy tradicional y en cambio es uno de los sectores con más capacidad de innovación porque está muy enraizado en las costumbres. Estas cambian aceleradamente y, por tanto, también lo hacen las necesidades. El ejemplo lo tenemos en la forma en la que se realizan las despedidas y las ceremonias. Desde hace poco desde la propia web de la empresa se puedan ver en streaming. Eso viene derivado de las peticiones de las familias que cada vez tienen más dispersos a sus miembros y piden la posibilidad de seguir desde internet la ceremonia e incluso poder dejar mensajes de condolencia. Hemos organizado un sistema de realización de video robotizado y automatizado  con un proceso de innovación muy interesante.

AGUSTÍ SALA : ¿Hay más ejemplos?

J. J. D.: Crecen también todos los servicios ligados a la memoria digital. Es una problemática de las familias, que se preguntan qué hacer con lo que tenía una persona difunta con mucha presencia en las redes sociales. Nos piden invertariarlo para luego tomar decisiones y ejecutarlas. Tenemos un servicio estructurado para ello con un equipo de personas expertas en estas herramientas.

E. H. : ¿Qué más está cambiando?

J. J. D.: También registra un crecimiento importante lo que denominamos ceremonias personalizadas sin religiosidad o ceremonias laicas. Nos traen música, fotos y videos de la persona y quieren que se puedan presentar en el tanatorio. Estas suponen entre el 15% y el 20% de las que hacemos en Barcelona. Es un sector en el que la innovación está muy vinculada a los cambios de hábitos y de formas de vida de las personas.

S. S. : ¿Tienen departamento de I+D?

J. J. D.: No tenemos un departamento de I+D como tal. Llegamos a la conclusión de que lo nuestro no solo es un servicio sino que está muy vinculado a las personas y tenían que participar más departamentos, no solo los técnicos. Por ejemplo, un gran departamento nuestro de I+D es el de personal, en el que acabamos de organizar un campus virtual, el primero del sector funerario. El I+D en nuestro negocio está en casi todo lo que hacemos.

A. S.: ¿Hay mucha competencia?

J. J.D.: Es un mercado tremendamente competido. Desde fuera puede no parecerlo, pero la competencia es enorme. Hay ciudades en España donde 20 funerarias pugnan por la cuota de mercado. Si algo no tenemos seguro es el número de servicios que prestaremos cada año.

A. S.: ¿Cuánto invierten y en qué?

J. J. D. : La media son 15 millones al año en nuevos tanatorios, la reforma de los que son históricos, como la que estamos haciendo en Barcelona, y la compra de compañías.

A.S.: ¿Prevén más adquisiciones?

J. J. D. : Sí, estamos muy activos. En todo caso es un sector que se mueve despacio porque las empresas son familiares y se plantean la venta muy vinculada a cambios generacionales o momentos de transformación En los últimos dos años hemos comprado cinco o seis funerarias en España, pero nos gustaría que se acelerara el proceso.

A. S. : ¿Cómo va el gran proyecto de modernización de Sancho de Ávila en Barcelona?

J. J. D. : Tenemos mucha ilusión en este. Es el tanatorio más antiguo de España. En los últimos años hemos invertido para ponerlo al día, pero se ha quedado a cierta distancia de nuestro modelo. Es una operación compleja. El tanatorio no puede parar. La construcción del nuevo es dentro de la misma manzana, en  el terreno que ocupaba la fábrica de ataúdes de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB), que se ha trasladado a la entrada del cementerio de Montjuïc. Una vez finalizada se derruirá el antiguo tanatorio. Ahora estamos en la fase final de papeleo y licencias para empezar a construir.

E. H. : ¿Ha habido o habrá cambios en el capital de SFB y Mémora?

J. J. D. : SFB está como en el último tramo de la privatización: Mémora elevó su participación del 49% al 85% y el ayuntamiento se quedó con el 15%, con opción de venta a un precio prefijado. Así está. A la vez Mémora trasladó su sede central a Barcelona, aprovechando los equipos de SFB y se dirige el grupo para España y Portugal. Adicionalmente entraron en el capital de Mémora algunos family offices de personas vinculadas a la ciudad de Barcelona. El financiero Carlos Tusquets fue clave en la configuración del grupo de inversores donde están entre otros la familia Costafreda o Silvio Elías (exCaprabo). El fondo británico 3i tiene más del 90%.

S.S. : ¿Por qué se ha acelerado el proceso funerario?

J. J. D. : Como sociedad hemos acelerado el proceso de quitarnos los problemas de encima. A veces las familias nos piden entierros en 24 horas y es algo a lo que deberíamos darle más tiempo. A nosotros no nos interesa que sea tan rápido porque tensiona nuestra forma de actuar, genera insatisfacción y estrés. El servicio funerario no debe ser solo un duelo sino un homenaje a la vida de la persona. Y hay veces que no da ni tiempo a que familiares alejados puedan asistir al funeral. Esta aceleración sobreestresa todo este proceso de manera innecesaria.

Outbrain