Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

FICHAJE ESTELAR EN L.A.

Los Lakers abren la era Lebron

El acuerdo lleva a los Angeles a la estrella de los Cavs por 154 millones y 4 temporadas en el gran fichaje del verano

MADDIE MEYER

La NBA ha vivido un seísmo de dimensiones colosales en las primeras horas de apertura del mercado de agentes libres. Lebron James jugará en los Lakers la próxima temporada. El acuerdo, por cuatro años y 154 millones de dólares, según anunció Klutch Sports Group, la empresa que representa a ‘King’ James y a otras grandes estrellas de la NBA, pone fin a semanas de rumores y especulaciones en torno al futuro de la estrella estadounidense y sitúa, de nuevo, en el escenario al equipo  angelino. Nadie duda de que los Lakers volverán a estar en la pelea por el título con la incorporación de Lebron después de cinco temporadas alejados de los ‘play-off’.

El movimiento del mercado ha implicado a muchas estrellas. Kevin Durant ha prolongado su relación con los campeones Golden State Warriors por (61,5 millones por dos años), como se preveía. Paul George, pretendido por muchos, proseguirá su carrera en los Thunder de Oklahoma al lado de Russell Westbrook (137 millones por cuatro temporadas), aunque tenía muchos pretendientes. Y los Rockets han garantizado la continuidad de Chris Paul. Pero nada es comparable al golpe dado por los Lakers, asegurándose a la pieza más codiciada de la agencia libre, en una jugada que cabe atribuirle tanto a su presidente deportivo, Magic Johnson, como a la dueña de los Lakers, Jeannie Buss, decididos a recuperar la grandeza de la franquicia cuanto antes. “Bienvenido a la familia @King James", lo saluda Kobe Bryant desde Twitter.

Tercer equipo

Este será el tercer equipo en la liga estadounidense para Lebron James, de 33 años, que ha jugado para los Cavaliers y los Miami, con los que ha ganado tres campeonatos (dos con los Heat, uno con los Cavs) y con los que logrado encadenar ocho finales de la NBA.

Con el acuerdo logra asociar su carrera a la segunda mejor dinastía de la Liga (16 títulos, uno menos que los Celtics), a unos colores que han vestido seis de los ocho mejores anotadores de la historia (Jabbar, Malone, Kobe, Chamberlain, Shaquille O’Neal y ahora él), con la única excepción de Jordan y Nowitzki, y que le supone entrar en uno de los grandes mercados del campeonato donde su condición de estrella, alcanzará una nueva dimensión.

Pero también supone un reto de enorme calado para James, que jugará por primera vez para un equipo de la conferencia Oeste, integrado además en la División del Pacífico, la misma que la de los campeones Warriors.      

Carta de agradecimiento

Lebron deja Cleveland, pero esta vez no como ocurrió cuando se fue a Miami, en el 2010, como parte del ‘Big Three’, de los Heat con Wade y Bosh, lo que disparó el odio entre la afición de Ohio. Esta vez se va con la bendición incluso del propietario de los Cavs, Brad Gilbert, que le ha agradecido que condujera a la franquicia al título en el 2016, acabando con una sequía de 52 años. “Todo nuestro aprecio y gratitud por lo que nos has dado con con el uniforme de los Cavaliers”, le expresa en una carta abierta.

La incorporación de Lebron es la primera de una operación a gran escala de Magic Johnson por devolver a los Lakers al lugar que le corresponde. King James es la piedra angular para levantar un proyecto ganador. Sus planes son ambiciosos. Ha perdido a Paul George. Pero sueña con la llegada de Kawhi Leonard, el alero de los Spurs.

Leonard ha dejado claro su interés por jugar en Los Angeles. Los Lakers parecen dispuestos a poner a algunas de sus jóvenes estrellas en el intercambio pero los Spurs quieren sacar el máximo partido, y no cederán con facilidad. El equipo tejano ha pedido a Kyle Kuzma, Brandon Ingram y Josh Hart, además de alguna selección del ‘draft’.

En dos operaciones adicionales, los Lakers han atado también a Lance Stephenson (4.4 millones y un año) y Javale McGee (2.4 y un año) pero siguen teniendo mucho margen de maniobra para entregarle al técnico Luke Walton un proyecto de primera línea.

Outbrain