Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

Injerencia extranjera

Reunión de militares venezolanos con EEUU, algo "inaceptable" dice Gobierno de Maduro

Para los funcionarios venezolanos, esto es una muestra de que quieren crear desequilibrio dentro de su país desde el extranjero

Maduro (izquierda), durante un desfile militar en Campo de Carabolo (Venezuela). / REUTERS

Para el gobierno de Nicolás Maduro la injerencia extranjera para desestabilizar lo que ellos consideran es un país en paz, es uno de los principales riesgos que tienen que asumir y por eso calificó como "absolutamente inaceptable e injustificable" que funcionarios de Estados Unidos hubieran mantenido reuniones secretas con militares venezolanos rebeldes, un hecho del que informó el diario estadounidense The New York Times.

"Es absolutamente inaceptable e injustificable que funcionarios del Gobierno de Donald Trump participen de reuniones para alentar y promover acciones violentas de sectores extremistas con el fin de atentar contra la democracia venezolana", escribió en su cuenta de Twitter el ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza.

"Venezuela reitera su denuncia y condena las continuas agresiones que desde el Gobierno de EEUU se han promovido directamente contra el presidente constitucional Nicolás Maduro, democráticamente electo y reelecto por amplio margen electoral en mayo de este mismo año", añadió.

Las reuniones existieron

El NYT informó, citando a funcionarios estadounidenses y a un ex comandante militar venezolano, que miembros del Gobierno de Trump se reunieron desde otoño del pasado año con militares rebeldes venezolanos que decían representar a cientos de efectivos de las Fuerzas Armadas que no apoyaban a Maduro.

"Después de muchas discusiones acordamos que debíamos escuchar lo que querían decirnos", dijo un alto funcionario de Estados Unidos al New York Times.

Las reuniones finalizaron sin que Estados Unidos decidiera apoyar a los rebeldes y ayer, pese a no negar la información publicada por el rotativo neoyorquino, Washington adoptó un tono conciliador y expresó su "preferencia" por una "vuelta a la democracia en Venezuela" de forma "pacífica y ordenada".

"El Gobierno de EEUU escucha a diario las preocupaciones de venezolanos de todo tipo, ya sean miembros del partido gobernante, de las fuerzas de seguridad, representantes de la sociedad civil o alguno de los millones de ciudadanos forzados por el régimen a abandonar el país", declaró a Efe Garrett Marquis, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca (NSC, en inglés).

Las relaciones entre Venezuela y Estados Unidos han sido tensas desde la llegada al poder del chavismo en 1999, pese a que en el plano comercial apenas tienen diferencias.

Outbrain