Portada

Actualidad

Deportes

Cultura

Extra

Entre todos

Vídeos

Servicios

CICLONES EN EL ATLÁNTICO

El huracán Florence avanza hacia Estados Unidos con vientos hasta los 170 kilómetros hora

Virginia, Carolina del Sur y Carolina del Norte han declarado el estado de emergencia

Imagen de satélite que muestra los huracanes Florence, Isaac y Helene en el Atlántico. 

El huracán Florence sigue fortaleciéndose, con vientos máximos hasta los 170 kilómetros por hora y "se espera que se convierta pronto en un gran y poderoso huracán" mientras avanza hacia la costa este de Estados Unidos, han alertado los meteorólogos. Se prevé que este huracán de categoría 2 aumente de velocidad, moviéndose entre las Bermudas y las Bahamas el martes y el miércoles y podría tocar tierra en EEUU en  categoría 3 o superior en la escala de cinco. 

Según el Centro Nacional de Huracanes (NHC por sus siglas en inglés), Florence podría llegar el jueves a Carolina del Sur y del Norte. El gobernador de Carolina del Sur, Henry McMaster, ha instado a los habitantes del estado prepararse ya desde ahora.  McMaster ha pedido al presidente Donald Trump que declarare una emergencia federal en el estado en anticipación a la llegada de la tormenta.

Riesgo para la vida 

También los residentes del estado de Virginia, al norte, han sido dvertidos de que Florence representaba un riesgo cada vez mayor de generar una marejada costera que puede llegar a amenazar la vida, así como inundaciones por fuertes lluvias.  El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, también ha exhortado a los residentes de su estado a prepararse.
"Todos en Carolina del Norte deben vigilar atentamente y tomar medidas ahora para prepararse para los impactos a fines de esta semana". Virginia, Carolina del Norte y Carolina del Sur han declarado estados de emergencia. 

El NHC también está rastreando otras dos tormentas más alejadas en el Atlántico. Isaac, al este de las islas de Barlovento, se ha fortalecido con vientos de hasta 120 kilómetros horarios, según el NHC. El huracán Helene, que se encuentra en el Atlántico frente a las islas de Cabo Verde en el oeste de África, no parece de momento representar una amenaza. 

Outbrain